Yo, adolescente: “Hablarle a esos chicos que ahora son adultos” – Lucas Santa Ana sobre su última película

yo adolescente grupo

Por Milagros Vallejos Soto

Mientras las salas de cine aún permanecen cerradas por la pandemia, esta noche (22hs) por el canal de CINE.AR estrena Yo, adolescente, el tercer largometraje de Lucas Santa Ana, basado en la novela testimonial de Nicolás “Zabo” Zamorano. Adornada con la frescura y el fanatismo que genera su popular elenco juvenil (Renato Quattordio, Malena Narvay, Thomas Lepera y Jerónimo Giocondo Bosia, entre otros), la película llega en este contexto particular con una mirada histórica sobre los cimientos que definieron a una generación, que según el director: “le habla tanto a los adolescentes de hoy a como los de aquella época, que ahora son adultos”.

A tan solo un año de la tragedia de Cromañón, que marcó un antes y un después en la vida nocturna y en la juventud porteña, Zabo (Quattordio), que está por cumplir 17 años, decide descargar todos los traumas y experiencias de su vida adolescente en un blog. Entre anécdotas del secundario y fiestas ilegales, expone sus pensamientos más privados cuando atraviesa el suicidio de su mejor amigo y la búsqueda de su identidad.

A la hora de retratar un evento tan significativo y trágico como el que conmovió al país el 30 de diciembre de 2004, hay cierta carga emocional e histórica que debe tenerse en cuenta. “Con 15 años ya hay una distancia como para comenzar a ponerle palabras al dolor”, explica Santa Ana, “como sociedad y comunidad artística debemos comenzar a hacerlo, también para hacerle justicia de cierta forma”. Esta distancia de la que habla el director, también tiene que ver con “hablarle a esos adolescentes que ahora son adultos”, como él dice, y que eventualmente serán padres. “Hay algo ahí de no te olvides de esto que leíste, recuperá este recuerdo porque a futuro te va a servir”, cuenta. Pero agrega que, al mismo tiempo, también le habla a aquellos chicos y chicas que no vivieron la época de cromañón y que van poder reconocer de dónde nacen las restricciones que hay ahora. “Hay una idea de ‘qué vamos a hacer con lo que venga después’, como le pasaba a los adolescentes de aquella época y como les pasa a los de hoy con la situación de la pandemia por ejemplo”, sostiene el director, que también confiesa que le gustaría que, con la película, esos “chicos de ahora” puedan mirar hacia atrás históricamente a nuestra sociedad. 

yo adolescente concierto

Por otro lado, la trama relacionada al suicidio también fue un tema con el que tuvieron que ser delicados. Aunque está visto desde la mirada de Zabo en 2006, son cosas que aún hoy suceden. “Se trata del dolor que viven los adolescentes por tener que elegir, decidir y pasar de etapa, hay algo ahí que es diferente a cualquier época”, explica Santa Ana. Además, agrega que debieron tener mucho cuidado, ya que querían tratarlo desde el lugar de un chico, como lo cuenta un adolescente de 16/17 años, pero que quedara lo más alejado posible de ser una apología al respecto. “Es más un llamado de atención”, aclara, “ a los adultos en ‘mirémoslos y estemos atentos a lo que está pasando’, y a les chiques en que estén atentos a sus amigues y a no perder la compañía, que es un poco lo que le pasa a Zabo”.

Si se piensa en un género para catalogar la película, el que más se asemeja es el famoso “coming of age” norteamericano, donde la historia sigue el crecimiento o madurez de un personaje que se forma como persona adulta a partir de determinados acontecimientos. “En argentina lo llamamos búsqueda de identidad”, cuenta Santa Ana, “durante mucho tiempo existieron estas películas con temática adolescente que no eran muy taquilleras, porque como eran hechas por cineastas del lado independiente eran más difíciles de digerir”. La última del cine nacional que también puede considerarse dentro de esta categoría es Mi mejor amigo (Martín Deus, 2018), que abarca esa búsqueda en contexto del despertar sexual. “No sé por qué se tratan tan poco estos tópicos, creo que la televisión se apropió mucho más de ellos que el cine, pero es un público muy cautivo que podría ser mucho más explotado”, cuenta el autor de Una novia sin sexo (2016), que también roza con este género. Sin embargo, diferencia a Yo adolescente de las «coming of age», puesto que estas últimas tienen una mirada más “nostálgica”, donde generalmente el personaje termina superando la adversidad. “En la historia, Zabo no supera su adversidad; pero sí tiene eso de la búsqueda del ‘quién soy’. Arranca con la pregunta más simple de todas: ‘qué es un adolescente’, y se presenta desde ese lugar”, afirma el director. 

yo adolescente tapa

Otra temática que tiene cierta importancia en la historia, aunque no es la primordial, es la que se relaciona con la diversidad sexual. Santa Ana está bastante familiarizado y ya tiene una trayectoria dentro del cine LGBT latinoamericano, que predomina en muchos de sus proyectos. Uno de los más reconocidos es El puto inolvidable (2016), documental sobre la vida de Carlos Jáuregui, el primer hombre gay argentino en salir en la portada de una revista en los años 80. “En nuestro país hay mucho cine LGBT, a diferencia de lo que se conoce, más que nada por el lado del cine de autor”, comenta. Si bien la oferta es amplia, según el director, “la salida del clóset” es un tema que todavía predomina y es muy influyente cuando se habla de diversidad sexual. “Me parece que hay que darle una vuelta, que la orientación sexual no sea un tema, sino que sea un carácter de la historia y parte de los personajes, sin que eso sea necesariamente un problema”, explica. Sin embargo, opina que “si hay que hacer películas sobre la salida del clóset, corresponde hacerlas sobre el hoy, aquí y ahora; muchas de las que se hacen siempre son miradas hacia atrás, habría que investigar qué es lo que le pasa a les chiques de esta generación”.  En cuanto a Yo adolescente, Santa Ana aclara que no la etiquetaría como “película LGBT”, aunque sí toca esas temáticas. “No trabaja sobre la salida del clóset, sí sobre la fobia que tiene el personaje a encontrarse a sí mismo y decidir cosas que no termina decidiendo”, comenta. Además, también habla del poliamor, tema que hoy es mucho más visible que en aquellos años donde la discusión sobre las relaciones sentimentales recién aparecía. “Queríamos contar los orígenes de muchas cosas que hoy ya están establecidas”, agrega.

yo adolescente lgbtComo todas las películas que hoy estrenan de manera online, Yo adolescente iba a debutar en los cines. Sin embargo, su director encuentra un beneficio en este cambio radical. “Tengo la esperanza de que va a haber mucho más público del que hubiese habido en sala; hay una costumbre de estar encerrado mirando tele y ahí hay un público mucho más cautivo”, explica. De haber salido fuera de la pandemia, la película hubiese llegado como mucho a alrededor de entre 20 y 40 salas. “Era un desafío, porque es un público que reconocemos que va poco al cine, y ahora vamos a llegar a mucha más gente”, agrega. 

Esta noche (jueves 23/07), Yo adolescente se estrenará en el canal televisivo de CIINE.AR a las 22hs de Argentina. Repetirá el sábado 25 a la misma hora, y estará disponible de manera gratuita y por una semana, en la plataforma online CINEAR PLAY desde mañana (viernes 24). 

 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos