Vegetar: Lo nuevo de Not to be understood.

jt 1

Por Julia Santa Ana

“Desarrollarse, germinar, nutrir, crecer y multiplicarse”, así define Jessica Trosman a la nueva colección primavera/verano 2021 de su marca Not to be understood, que presentó a través de Instagram. Si bien la cuenta presenta una foto por día, con Belén Chávanne como modelo, en la página web se encuentra la muestra completa con posibilidad de compra. 

La colección cuenta con aproximadamente 40 piezas. Las prendas son básicas y “fondos de armario”, en su mayoría, aunque sigue la línea de diseño innovador y vanguardista que caracteriza a los diseños de Trosman. Los pantalones englobados y slouchy son característicos de esta nueva temporada. Otras prendas muy presentes e íconos de la marca también, son las camisas oversize estampadas. Las camperas y chaquetas “bomber” son otro hit de la nueva colección de la diseñadora. Vestidos cortos que se ajustan a la silueta de quien lo lleve, y vestidos tipo “camiseros”, largos y oversize, forman parte del muestrario online. Dentro de las prendas más clásicas en lo que a diseño respecta, hay poleras, buzos, pantalones de vestir y blazers.

jt 2

La gama de colores utilizada para la colección es la de los terrosos. Marrón, terracota, beige y cammel son los más utilizados, pero también hay algunas prendas en tonos celeste cielo, azul marino, gris, blanco y negro. Se puede interpretar como una representación del paisaje del cerro de los siete colores, en Purmamarca, Jujuy. 

Los estampados no protagonizan esta colección, aunque son un clásico de los diseños de Trosman. Hay algunas camisas con impresiones de imágenes satelitales del cielo y de montañas. También hay blazers a cuadros tipo vichy y pullovers rayados. La superposición de los textiles es un recurso bastante utilizado en la colección. Hay tops, vestidos, buzos y pantalones con más de una capa de textil. 

La mayoría de las prendas resaltan la silueta femenina marcando la cintura, y realzan las caderas y los hombros, aunque también hay piezas oversize. Los pantalones slouchy (pieza fundamental de la colección) tienen un corte similar a las bombachas de gaucho y los pantalones de montar, lo cual acentúa la referencia a la cultura autóctona. 

Los precios de las prendas van desde $6900 (buzo Titanio), hasta $19800 (vestido Sunno). Se trata de prendas confeccionadas artesanalmente, con textiles y tejidos de altísima calidad y una producción amigable con el medio ambiente. La industria de la moda está en un proceso de metamorfosis permanente, y en este momento muda hacia un consumo más responsable y sutentable. Ya no importa la cantidad de prendas que se tengan, sino la calidad y versatilidad de cada una, y que el impacto social y ecológico que cause su proceso de producción sea lo más favorable posible. 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos