Teresa Cremisi y el oficio de editar en la era digital

Teresa Cremisi
Teresa Cremisi
Por Florencia Rodríguez, Melanie Giner, Giuliana Luffi y Eliana Fraga

¿Cómo es el trabajo de un editor en una era donde predomina lo digital? ¿Los autores prefieren publicar en internet antes que en una librería? ¿Aumentaron las ventas gracias al avance de internet?

Estos son algunos de los interrogantes que responde Teresa Cremisi, editora del poeta, novelista y ensayista francés Michel Houellebecq. También trabajó como editora en Gallimard y Flammarion, dos de las más célebres y prestigiosas editoriales de Francia.

 

En la novena edición del FILBA, Cremisi habla del oficio y de los valores que permanecen estables a pesar de los cambios digitales. “Hace diez años, cuando daba conferencias, tenía la idea de que lo digital iba a superar un 20% más al libro de papel. Pero me equivoqué, el mercado digital subió muy lentamente”, comienza. En la Argentina, las cifras coinciden con la editora porque según el informe de la Cámara Argentina de Publicaciones (CAP), en 2016 el 80% del canal de distribución de ventas seguían siendo las librerías mientras que las ventas por internet sólo se llevaban un 1%.

Fuente de CAP
Fuente: CAP

Fue a finales de 1971 cuando comenzaron las primeras digitalizaciones pero el gran paso en la industria del libro digital fue diez años después con la primera venta de un libro electrónico: Random House’s Electronic Dictionary. En marzo de 2001, el escritor estadounidense Stephen King lanzó al mercado digital la novela Riding Bullet, que en menos de dos días vendió más de medio millón de copias. Cuatro años después, Google inició “Google Books”, una biblioteca digital.

Lo digital llegaba para quedarse. El auge de los teléfonos móviles, los diferentes equipos y computadoras portátiles junto a una sociedad atravesada por la era de la información, parecían una amenaza directa a las librerías y al clásico formato de libros en papel. Sin embargo, la revolución digital no afectó al comercio literario. “Lo tecnológico iba a cambiar la relación con las librerías y no fue así. Se compra mucho más libros en papel. Lo digital no generó un nuevo público”, explica Cremisi. También hace referencia a la situación actual de Francia, donde ella se desempeña como editora: “En los contratos, el 88% de los libros físicos se siguen vendiendo en librerías físicas, el otro 12% en librerías digitales“.

A comparación de otros países, entre 2015 y 2016 la producción total de libros digitales cayó un 32%, y la mayoría pertenecen a ediciones universitarias y organismos públicos. Fuente: CAP
Fuente: CAP

En comparación con otros países, entre 2015 y 2016 la producción total de libros digitales cayó un 32%, y la mayoría pertenecen a ediciones universitarias y organismos públicos.

Para Cremisi, el papel de la mujer es importante: “Los editores deben tener en cuenta que las mujeres representan un 60% de lectores. En los últimos 20 años hubo una explosión de mujeres que escriben y el Premio Goncourt -uno de los galardones literarios más importantes de Francia- que era ‘muy masculino’, ahora cada dos o tres años lo reciben mujeres”.
Con respecto a la auto-publicación, la editora considera que todavía no se logró una novedad y concluye: “Al autor lo que le importa es ser leído, amado y obtener el Premio Nobel. No le importa dónde esté publicado”.

¿Qué es ser un editor?

“El editor es un hijo ilegítimo del arte y el comercio. Lo considero como un jardinero, tiene que cuidar sus plantas. Algunas necesitan más o menos agua pero tiene que adaptarse como camaleón a ellas. Con respecto a la intervención del editor en el libro del autor, creo que hay editores que intervienen mucho y lo hacen muy bien aunque no estoy de acuerdo en que cuando al editor no le gusta el libro no lo publica. No intervenir en la creación me parece que está bien”, dice Cremisi. Sobre el impacto de las nuevas plataformas digitales en el oficio del editor considera que “los riesgos de la profesión van a cambiar radicalmente y nos va a pedir esfuerzos muy grandes”.

 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos