Sube el dólar, bajan los shows

Por Gaston Cuneo y Guillermina Gatti

Las entradas para el recital de Metallica, que tocará el 18 de abril del próximo año en el Campo Argentino de Polo, ya están a la venta. En un contexto económico inflacionario incierto, hasta ahora es la banda metalera y los Backstreet Boys, que vendrán en marzo, los únicos que tienen una fecha asegurada para el 2020.

“Eric Clapton, David Bowie, Elton John, Metallica, Black Sabbath y la Sharon Stone, Red Hot Chilli Peppers, Simply Red, Roxette, Ricky Martin, los Magneto, Cristian y Megadeth, Jerry Lee Lewis, Steffi Graf y Prince, les pido por favor que paren de venir”, cantaba The Sacados, banda pop argentina, al comienzo de la canción «Paren de venir». Es que los años 90 quedaron como una época caracterizada por la apertura de los mercados y la Ley de Convertibilidad, que supuso una paridad entre el peso argentino y el dólar. En los 90 hubo un aluvión de artistas extranjeros.
La realidad actual es completamente diferente. En 2018, varios artistas cancelaron sus shows por falta de convocatoria: Paul Anka y Alejandra Guzmán entre otros. Y este año, la productora que traería al país a la cantante Lauryn Hill, informó en un comunicado que se vio obligada a suspender el show por la crisis económica. “Lamentamos acerca la triste noticia que debido a la profunda crisis económica que atraviesa nuestro país, nos vimos obligados a cancelar el show (…). Esperamos que sepan comprendernos, nuestro evento fue planificado con un dólar a 24 pesos y hoy supera los 44 pesos. Se ha vuelto insostenible”, afirmaron los productores en el escrito.

View this post on Instagram

Vias de contacto: INBOX o mail a info@muba.tv

A post shared by MUBA Producciones (@mubaproducciones) on

Metallica tocó en el país en 2010 en el estadio de River, y los precios oscilaban entre los 100 pesos la entrada general y los 280 la platea. Y en 1993, en plena década menemista, la general salía 15 pesos, el campo 20 y la platea 23.

Resultado de imagen para entradas recitales metallica

La banda metalera se presentó por última vez en el país en el Lollapalooza 2017 y repetirá el mismo esquema de ventas que este festival de música: lo hará a través de varias preventas. A medida que se agoten las entradas, aumentarán los precios, que tienen un piso de 2.500 pesos (Campo general) y van hasta los 5.500. Además, se vende un paquete exclusivo –que incluye entrada vip, una foto con la banda y una remera del tour firmada- que cuesta 114 mil pesos. Para muchos productores, la situación se volvió irremontable: “El fracaso de esta gestión es terrorífico bajo todo punto de vista”, aseguró el representante y productor artístico de espectáculos argentinos, Daniel Grinbank, en diálogo con el abogado y periodista Luis Novaresio.

El productor estuvo al frente de la última gira de Roger Waters –que se presentó en noviembre pasado en el Estadio Único de La Plata-, de Depeche Mode, U2 y los Rolling Stones, entre otros. “Yo hice gira con Waters recientemente y vi los costos que tenemos para ingresar mercadería de carga en aeropuertos, por vía marítima y por camiones. Somos más caros que Brasil, Chile y Perú. Eso nos quita competitividad”, dijo Grinbank. El productor no solamente desarrolla shows en la Argentina, sino que amplió la oferta a Latinoamérica y Europa. “Cuando trabaje con él sentí como nunca el costo argentino”, agregó Grinbank.

Resultado de imagen para roger waters argentina

Roger Waters en el Estadio Único de La Plata

“En cuanto a artistas internacionales, la caída es estrepitosa”, expresó días antes de las PASO en otra nota radial. “Según mis cálculos de cuánto ganaron en su última gira, aquí debería cobrarse una entrada mayor a los 250 dólares, imposible,” finalizó.

El Espectacular habló con el productor Sebastián Palacios sobre el tema: «Nos estamos acomodando. Tenemos entre 20 y 25 shows al año y trabajamos con la misma gente», expresó. «La disparada del dólar es un cimbronazo, pero siempre se hace una proyección con un dólar más alto. Nunca terminás de cubrirte del todo». Al trabajar con artistas nacionales, Palacios aseguró que el principal problema no es la moneda extranjera, sino el peso argentino: «En nuestro país hay otro problema: todo aumenta. La inflación es más complicada de manejar que el dólar».
Para los recitales internacionales, el código que se maneja es diferente: «Hay algunos artistas que entienden y aceptan una rebaja para venir al país, otros no. Este año tuve dos que me dijeron que hasta que no se normalice la situación económica no iban a girar por la región».
A pesar de la crisis, Palacios maneja artistas que todavía sostienen una venta pareja. «La música tiene algo pasional, no es mensurable. No es lo mismo que salir a comer. Si tuviera que compararlo con algo, sería con el fútbol. Hay hinchas que gastan cuatro o cinco mil dólares en un vuelo para ver a su equipo, y aunque vos les digas «verlo por televisión es lo mismo», ellos están convencidos de que no». Palacios confirma que para el año que viene ya tiene recitales pautados: «Ya estoy mirando artistas, nadie sabe qué puede pasar después del 10 de diciembre, pero la competencia para las PyMES seguirá siendo compleja. No me queda otra que proyectar a futuro», finaliza.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos