Rococó: películas que recrearon este movimiento artístico

WhatsApp Image 2020-07-07 at 12.11.42 PM

Por Rocío Lohnert
El arte Rococó surgió en Francia a principios del siglo XVIII y se trasladó a otras disciplinas, como la arquitectura, la indumentaria y la imagen externa de las personas. Este movimiento se caracterizó por el uso de una paleta de colores claros y luminosos, el gusto por el campo y lo agreste junto con las pinturas florales y suaves. En la historia del cine, se destacaron dos películas que lograron representar a esta expresión artística de forma verosímil.

En la arquitectura se destacaron molduras menos recargadas que en el movimiento anterior, el barroco. Las estructuras eran bañadas en oro y poseían formas curvas. En las obras se usaban colores pasteles que aportaban luminosidad y suavidad al trabajo final.

El Rococó fue una manifestación artística más romántica y menos exagerada que el barroco. Sin embargo, la ostentación fue una característica presente en ambos. Un claro ejemplo de ello se puede apreciar en la película ‘’María Antonieta’’. Dirigido por Sofía Coppola, el film se estrenó en 2006 y narró  la historia de la princesa austriaca que se convirtió velozmente en reina de Francia, al casarse con Luis XVI. El vestuario estuvo a cargo de Milena Canonero y ganó un Oscar ese mismo año.

El escenario principal de la ficción es el Palacio de Versailles, en el que se pueden observar las molduras doradas y curvas, colores claros y luminosos junto con una importante ostentación en el diseño. A su vez, las pinturas con representaciones agrestes terminan de reflejar el estilo rococó.

Pintura rococó
Pintura rococó

En la indumentaria, las mujeres usaban vestidos integrados por tres partes diferentes. En primer lugar, una falda con forma redondeada. Luego, una sobre falda con lazos y por último, una chaqueta adornada en el pecho con un peto. Este era decorado con diseños florales y era utilizado para destacar el busto. Las telas empleadas eran el satén, el encaje realizado en Chantilly y adornos de brocados.

Era un estilo recargado pero al mismo tiempo, elegante. Estos ‘’vestidos a la francesa’’ eran utilizados por mujeres que pertenecían a la alta sociedad del país europeo. El corsé era una prenda que se usaba comunmente y permitía acentuar la cintura del cuerpo femenino. La falda redondeada y con volados generaba gran volumen en la parte inferior. Los vestidos llamados Watteau eran aquellos que tenían pliegues en la parte de atrás. El escote era pronunciado y con forma cuadrada, lo cual hacía resaltar al peto decorado. En cuanto al maquillaje, las mujeres del Rococó acentuaban sus mejillas con rubor rosado y los labios, con color carmín. El cabello se llevaba empolvado y las pelucas fueron las grandes aliadas de peinados muy altos y trabajosos.

El vestuario de María Antonieta pone el acento en estos vestidos franceses con diseños florales y mucho volumen en la parte inferior. Asimismo, se aprecian las mangas con volados de encaje denominadas ‘’pagoda’’, las cuales trataban de imitar los tejados de las casas tradicionales asiáticas. El uso del corsé se hace visible en la Reina francesa y otras mujeres de alta sociedad que la acompañan en fiestas y reuniones. La joven reina, luego de adaptarse a la corte de Francia, encuentra placer al elegir ella misma las telas de sus vestidos y zapatos.

Vestido a la francesa
Vestido a la francesa

Una de las escenas más icónicas del film representa el disfrute que siente la protagonista al momento de comprar  prendas y calzados más que ostentosos. Este momento, representa el quiebre de su personaje dentro de la historia, ya que empieza a mostrarse tal cual es.

La imagen completa de la reina y las mujeres de alta sociedad requería de mucho tiempo y trabajo minucioso. Esta labor se encuentra reflejada en aquellas escenas, donde las mismas son ayudadas por sirvientas a vestirse y peinarse. En eventos especiales, los peinados eran excesivamente altos y completados con accesorios, como plumas de colores.

 maria antonieta 3

En el film de Sofía Coppola, la paleta de colores se mantiene entre los claros y pasteles, recreando una de las características del rococó. Esta gama de colores se hace presente en el vestuario, las pinturas y la pastelería, como en el caso de los macarrones.

En la indumentaria masculina, los hombres utilizaban camisa, chaleco, saco y pantaloncillos cortos combinados con zapatos bajos de hebillas. Usaban peluca y un sombrero de dos picos como accesorio predominante. Esta vestimenta clásica también se refleja en el vestuario de los hombres aristocráticos que aparecen en la historia.

Con el tiempo, el rococó se extendió a otros países y llegó a Inglaterra. Allí, este movimiento adoptó una forma menos recargada y más conservadora que en Francia. Sin embargo, la ostentación siguió siendo un punto en común entre ambos.

«La duquesa» es una de las películas que recrea el rococó ingles de forma sutil y elegante. Este film de época fue dirigido por Saul Dibb y se estrenó en 2008. El vestuario fue realizado por Michael O’Connor y logro destacar ampliamente. En él, se narra la historia de la duquesa Georgina Spencer, la cual es obligada a casarse con un aristócrata. Al igual que la reina de Francia, la duquesa se casó siendo adolescente mediante un matrimonio arreglado.

Silueta marcada y falda con volumen
Silueta marcada y falda con volumen

El vestuario es menos pretencioso que el de María Antonieta, pero los peinados conservan su altura y el maquillaje es similar.  A su vez, la paleta de colores es un poco más apagada y suave que en el film de Sofía Coppola. La estética diferente permite observar e identificar un tipo de rococó menos exagerado y sobrecargado.

En diferentes eventos, la duquesa y otras mujeres de clase alta utilizaban sombreros tipo capota con moños y cintas de colores claros. En algunas ocasiones, la protagonista utilizó sombreros amplios decorados con plumas. Este accesorio también se usa para decorar sus peinados. En cuanto a la silueta, los vestidos acentúan la cintura mediante el corsé y el volumen está dado por la falda, al igual que en el rococó francés.

Sombrero decorado
Sombrero decorado

La indumentaria masculina no difiere mucho de la usada en el rococó francés, aunque los colores son más oscuros. En cuanto al cabello,los hombres utilizan pelucas perfectamente peinadas y no emplean sombreros.

A pesar de pequeñas diferencias, los dos tipos de rococó son ostentosos pero elegantes al mismo tiempo. El inglés es un poco más discreto que el francés. Y en ambas películas, se logra reflejar el movimiento artístico sin perder la esencia del mismo.

 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos