Remeras por y para fanáticos

Por Luis Durán, Antonella Ferretti y Rocío Llano

El merchandising busca aumentar la rentabilidad de cualquier evento o expresión cultural. Un recital, el estreno de una película o la muerte de un famoso generan diversidad de productos publicitarios que acompañan su repercusión y logran afianzar la relación con el fan. El acceso a estos artículos oficiales se dificulta, en ocasiones, por su cantidad limitada, su alto costo y la poca producción a nivel nacional, que obliga a importarlos. Es por eso que se crearon marcas independientes que hacen y distribuyen su mercancía, sin la necesidad de un sello oficial. Están las que replican imágenes conocidas y también las que crean nuevos diseños con un estilo individual. Algunas tienen locales donde comercializan sus productos y otras se manejan mediante las redes sociales, donde pactan los pagos y los envíos directamente con sus clientes.

Uno de los emprendimientos que eligió diseñar merchandising no oficial es Remeras de la patineta, que a través de sus cuentas de Facebook, Twitter e Instagram armó su base de clientes y tiene gran difusión. “No está en nuestros planes tener un local, apostamos a crecer en internet y de este modo sabemos que podemos a llegar a más gente, creemos que el futuro está en la web y tener un local demandaría tanto tiempo que no podríamos hacer lo mismo”, explican Sofía Rodríguez Galván y Lautaro García, creadores de la marca que vende remeras y buzos con diferentes estampas, a quienes les gusta que se genere una comunidad entre clientes y seguidores. “Por suerte creemos que de a poco se está armando, no solo vendemos remeras sino que creamos cierto sentido de pertenencia entre clientes y amigos.”

remeras-de-la-patineta
Algunos de los diseños de Remeras de la patineta para fans de Harry Potter.

“Creamos remeras porque sentíamos que no había una gran oferta de prendas personalizadas o de las series y películas que consumimos, y que al mismo tiempo tengan talles para todos los cuerpos: trabajamos desde talles infantiles hasta XXL. Somos enemigos del talle único. También sabemos que la oferta que hay en Buenos Aires no se refleja en el resto de las provincias y por eso realizamos envíos a todo el país”, detallan los responsables de Remeras de la patineta. “En nuestro catálogo le damos mucha importancia a las series y a las películas que nos gustan aunque también estamos abiertos a hacer remeras de casi cualquier cosa. En muchos casos un cliente nos manda un diseño y terminamos sumándolo al catálogo porque nos gusta mucho.”

Halo Lunar lleva tres años en el diseño de indumentaria independiente y también realiza sus ventas por internet. “Puedo decir que se puede sobrevivir sin un local y, en mi caso, también sin un showroom. De todas formas, sé que hay gente que no compra sin mirar antes y que disfruta investigando en los percheros, por suerte hay algunos showrooms que venden nuestras remeras y cuando ese es el caso los derivo a ellos”, expresa Jazmín Mourelle, creadora del emprendimiento. “Nuestra difusión es exclusivamente a través de las redes sociales. Al entregar las prendas les pido a los clientes que si quedan felices y no es molestia, se saquen una foto usándola y nos la envíen. Eso ayuda a que los nuevos potenciales clientes vean que el producto es de calidad y que los que ya adquirieron prendas con nosotros están contentos”, señala Mourelle.

Cada marca tiene sus diseños más importantes, que tienen mucho que ver con los consumos culturales del momento. Eso sucede en Halo Lunar, que además de realizar diseños por encargo, aprovechó el boom de una de las series más populares de Netflix: “Hace un par de meses que lo que más me encargan es de Stranger Things. Con algunos amigos nos quedamos fanatizados e hice remeras para seguir alimentando nuestro fanatismo y resultaron ser un éxito en los demás clientes. Pero también encargan mucho nuestra remera de Pescado Rabioso, la del logo de la NASA y algunas de Twin Peaks”. Hay fanatismos que parecen aumentar con el tiempo, y por eso también tienen gran salida productos de series o películas que se mantienen a través de los años gracias a sus fans. “No es lo mismo vender remeras de una serie en plena temporada que cuando ya terminó. Si bien uno de nuestros fuertes son las prendas personalizadas, podemos decir que las relacionadas con el universo Harry Potter son de las que solemos vender de forma constante pero apenas comienza Game of Thrones le saca el puesto. Apostamos a tener diseños nuevos al comienzo de cada temporada”, afirman desde Remeras de la patineta.

halo-lunar-stranger-things
El éxito de Stranger Things se refleja en las remeras de Halo Lunar.

Kame House es un local de la galería Bond Street, que desde 2001 se dedica a la venta de indumentaria y accesorios sobre series y animé, además de ofrecer películas de terror de y culto. “Estamos en un momento muy raro porque no hay nada de moda. Es todo muy aleatorio. Todavía piden muchos diseño de Dragon Ball, Naruto o anime japonés un poco más independiente. De las animaciones occidentales piden Hora de Aventura y Un Show Más. Por supuesto que las series como The Walking Dead y Game of Thrones acaparan la atención ahora”, relata Marcelo, dueño del comercio, que reconoce las dificultades porque “está muy saturado el negocio, hay mucha y mala competencia. El local se sostiene con la clientela que armé desde que empecé. Cuando abrí era el único, después otros locales empezaron a vender merchandising cuando bajaron las ventas de sus otros productos. Entonces metieron cualquier cosa que les pedían”.

La galería Bond Street es uno de los espacios comerciales que se destaca, entre otras cosas, por ssu gran oferta de indumentaria dedicada a diferentes productos culturales. Al igual que Kame House, Remeras XD es otro de los negocios que ofrece ropa apta para fanáticos. “Hay locales de la galería que no se mueven por internet, por tratar de mantener un poco la mística o la tradición, pero es una verdadera lástima porque hacen cosas muy copadas y venden muy poco. Nosotros tenemos un amplio catálogo que pueden ver por nuestra página web y estamos muy bien posicionados”, explica Nahuel, vendedor del local que lleva cinco años abierto y también tiene sus diseños más fuertes. “La remera de Chaos es como un emblema de nuestra marca, al igual que la de Corporación Cápsula, ambas de Dragon Ball. Fueron de los primeros diseños que lanzamos y tuvo un par de retoques luego de su primera tirada. También están las de Pokémon que pegaron mucho con la salida del juego Pokémon Go. No hay nada fijo en cuanto a moda, claramente Batman vende más que la remera un escritor como Edgar Allan Poe”.

remeras-xd
La remera de Chaos, personaje de Dragon Ball, una de las favoritas de Remeras XD

Tengan o no tengan local, estas marcas demuestran que la autogestión es una vía posible para explotar la creatividad y vivir de ella. Compiten de forma directa con reconocidos sellos de ropa a partir de creaciones propias y originales. Si bien algunas no utilizan internet como ventana para ampliar su clientela, las redes sociales han contribuido para que amplíen el target y tengan cierto reconocimiento a nivel nacional.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos