Reinventarse durante la pandemia: Paprika presenta «Valijas de cuarentena»

valijas

Por Malena Delgado

La banda que nació en 2011, cuando un grupo de músicos provenientes de distintos géneros decidieron unirse en una sala de Villa Urquiza, estrena nuevo tema, acompañado de un vídeo que recorre los barrios porteños y muestra a sus laburantes callejeros. “Buscábamos un grito, poder decir todo lo que uno quería transmitir y al mismo tiempo que sea fiestero”, dice Guido Carmona, voz de Paprika, sobre «Valijas de cuarentena».

La canción pertenecía originalmente a su segundo álbum, pero ante la situación actual de confinamiento, decidieron crear otra versión más tanguera que refleja mejor las emociones que los atraviesan durante este extraño período. «La pandemia creo que nos ayuda a demostrar la importancia del arte», cuenta el cantante, quien junto a sus compañeros trabajó en la composición del tema, editando desde sus casas y comunicándose a través de Whatsapp.

Actualmente, Paprika está conformada por 9 piezas fundamentales: voz, bajo, guitarra, saxo, trompeta, trombón, percusión, teclado y batería.  Con el fin de «que la gente se enfoque en la música», se mantienen como un misterio detrás de sus instrumentos. “Nosotros no aparecemos en el álbum porque queremos que la música sea lo primero y principal que se transmita” agrega Carmona.

El nombre Paprika llegó como una representación de lo que percibían de ellos mismos como grupo, ese «algo picante» que los describe. Sus primeros eventos fueron en algunas fiestas privadas, hasta llegar a tocar en bares. La banda nunca se negó a participar en ningún lado. Una de sus fechas más importantes fue durante sus primeros años, cuando lograron tocar en Groove junto a Damas Gratis. Luego de esto participaron en distintos escenarios emblemáticos, como Niceto Club, La Trastienda, C.C Konex, Uniclub, The Roxy Live, además de colaborar con otras bandas. Sus shows transmiten esa felicidad y euforia que puede generar la música, y utilizan ese objetivo como bandera. Sobre el escenario los han acompañado malabaristas, pintores y escenografías, mientras que del otro lado siempre estuvo su público, saltando con cada canción.

“Siempre fuimos una banda independiente, nunca firmamos con nadie pero igualmente pudimos grabar dos discos en Romaphonic”, explica el cantante. El primer álbum, “Patada en la nuca”, cuenta con catorce canciones que transmiten ese pensamiento de adolescente revolucionario, además de unos temas más rockeros que hablan de la policía, de «juntarse con los pibes» y transmitir esa energía de rebelión. «Por la borda» es el nombre del segundo, y aquí la fiesta continúa. En este, la banda sigue teniendo ese estilo rockero, pero se animan al reggae y la salsa. Ambos trabajos están en físico; todos estaban de acuerdo en hacerlo en ese formato tradicional ya que «tiene otro peso para el artista y para las personas que valoran la música». Cada álbum viene acompañado de las letras, fotos y el arte de Mauro Serafín (alias “El Bruno”) que en conjunto funciona como una mini biografía.

“Paprika es una banda que sale a militar a la calle» – cuenta Carmona – «tenemos una carga social y nos gusta la idea de poder ser funcional para la sociedad».  “El racismo, la desigualdad, la pobreza, la falta de derechos, que toquen a los jubilados: son cosas que nos interpelan a todos y sentimos el deber de mencionarlo en redes”, agrega. Además de presentarse en establecimientos, la banda también salió por las calles y llegó a tocar en todos los barrios. Cuando los seguidores aumentaron, comenzaron a preguntarles por las redes a dónde querían que fueran. «Era una forma de estar cerca de los fanáticos, que tal vez no podían pagar una entrada, y al mismo tiempo ganarse unos mangos tocando para poder gastar en el estudio», explica el cantante.

La pandemia que provocó una crisis en todo el ámbito musical también perjudicó a Paprika, que ya tenía varias fechas programadas, una de ellas en la Trastienda para este sábado. «Las bandas independientes estamos acostumbradas a tener rocas en el camino, así que vemos todo esto como una más, y que hay que seguir adelante», sostiene Carmona. Mientras tanto,  cada uno de los integrantes realizó pequeños conciertos virtuales mediante las transmisiones en vivo de Instagram, pero no creen que puedan llegar a hacer un show en conjunto por streaming, como sí pudieron otros músicos. Según explica el cantante, con toda la producción que hay detrás de los shows en vivo y lo mucho que disfrutan es experiencia, no ven posible transmitir esa misma sensación a través de una pantalla.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos