Ni un pibe menos, un grito que también se escucha en el cine

Por Luis Durán y Rocío Llano

“La idea es que el documental pueda ser un grano de arena más en una lucha que empezamos el mismo 7 de septiembre de 2013, dos horas después de que nos mataron a Kevin, cuando gritamos en las redes sociales y en los medios de comunicación que teníamos a nuestro alcance”, cuenta Nacho Levy, periodista e integrante del colectivo La Poderosa (Ver recuadro), sobre Ni un pibe menos, el documental que relata el asesinato de Kevin Molina (Ver recuadro).  El niño tenía 9 años cuando dos grupos de narcotraficantes se disputaron una casilla desocupada enfrente de su casa y las fuerzas de seguridad liberaron la zona. Una de las balas le dio a Kevin en la cabeza, mientras estaba escondido en su casa, debajo de la mesa. Desde el 4 de mayo se puede ver el documental en el cine Gaumont y en los diferentes espacios INCAA. El director del filme es el italiano Antonio Manco, que viajó al barrio de Zavaleta para retratar a la organización de resistencia villera: “Conocí a La Poderosa gracias al Festival de Cine de Derechos Humanos de Nápoles. Giovanni Carbone, integrante del festival, me llevó un artículo y me presentó esa idea. Me contó de La Poderosa y, soñando la moto del Che en ese recorrido, acepté el desafío y me vine a la Argentina con el premio de ese festival”.

Manco llegó a Zavaleta antes de que muriera Kevin, sin saber que su película tomaría otro rumbo. “El Tano debe haber llamado siete mil veces, no lo atendimos porque no era nuestra prioridad grabar una película de nada. Cuando pasó lo de Kevin, para nosotros se volvió un canal más de denuncia, pero poco a poco. Sobre todo a partir del compromiso que él asumió con nosotros. Lo más importante para poder llevar adelante ese trabajo fue el factor humano del Tano”, comparte Levy. Los miembros de La Poderosa se reunieron en asamblea y decidieron que Manco contara la historia de Kevin y pudiera darle el espacio que no tenía en los medios. “Ellos me dejaron toda la libertad en ese sentido. Al principio no tenía bien clara la idea de lo que iba a hacer, solo sabía que tenía esa denuncia para llevar adelante”, relata el director. “El título apareció cuando vi que estaban pintando un mural que decía justamente eso: Ni un pibe menos. Luego me di cuenta de que era un lema que se estaba llevando adelante como campaña de sensibilización. Y cuando yo vi este mural y a los niños que lo estaban pintando, lo dejé apropiarse del documental”.

antonio-manco
Antonio Manco, director de Ni un pibe menos.

Luego de tres años de filmación, Ni un pibe menos tuvo sus primeras proyecciones en octubre de 2016 en el Gaumont y en el Espacio Cultural Nuestros Hijos (ECuNHi) de la Asociación Madres de Plaza de Mayo en la ex ESMA. El filme fue seleccionado para participar de la edición 2016 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana y tras el gran impacto que tuvo fue difundido alrededor de Cuba por la institución cultural Casa de las Américas. “El de Cuba es uno de los festivales más importantes no sólo en Latinoamérica sino en el mundo, por lo cual estamos super contentos de participar. Y seguiremos participando en todos los festivales porque recién sacamos la película hace muy poco”, comparte Manco.

La verdadera cara de las villas

Zavaleta es uno de los Núcleos Habitacionales Transitorios que el Estado creó a fines de la década del 60. Pero ese alojamiento provisorio se convirtió en definitivo para miles de familias que viven en la zona. El documental también muestra la realidad que se vive en el barrio, donde los vecinos vigilan a las fuerzas de seguridad y las ambulancias no caben en los pasillos. “Todos los vecinos de Zavaleta tenemos amigos o familiares muertos o heridos en algún tiroteo», dice Levy, que era padrino de Kevin. «Durante muchos años escuchamos tiroteos todos los días o día por medio, y sin embargo no hay un solo registro de un gendarme o prefecto herido o muerto. Es muy difícil explicar un tiroteo día por medio a espaldas de tus fuerzas de seguridad, y si lo pueden hacer es amparados por el silencio y por un imaginario que se construye desde el relato de los medios de comunicación, incluido el cine, respecto de lo que es la vida en la villa. Zavaleta no es la película Ciudad de Dios, pero Ciudad de Dios tampoco es la película Ciudad de Dios. Como El Elefante Blanco tampoco es la película El Elefante Blanco.

El asesinato de Kevin ocurrió un mes antes de las elecciones legislativas. Según Levy, “había algunos medios que callaban porque no les convenía en términos electorales y algunos que callaron porque callan todo lo que pasa en el barrio”. “Nosotros entendíamos que si no cobraba visibilidad lo que había pasado iba a ser muy difícil que llegáramos a algún tipo de justicia. Costó mucho romper ese silencio, y cuando lo debatimos es porque entendemos que si Kevin no asoma la nariz en los medios es mucho más difícil que la pueda asomar en la justicia. A la vista está el caso Carrera, donde lo que hizo justicia fue una película y la militancia activa de los abogados”. Levy hace referencia a El Rati Horror Show, el documental de 2010 dirigido por Enrique Piñeyro, que retrata la historia de Fernando Ariel Carrera, que había sido condenado injustamente por la denominada masacre de Pompeya.

El rodaje también ayudó a que se creara La Visión Poderosa, un grupo audiovisual con la misma impronta cultural de la revista La Garganta Poderosa. Manco se convirtió en uno de los primeros integrantes del equipo. La Garganta Poderosa cubrió el Mundial de Brasil desde la favela Santa Marta, donde el documentalista estuvo presente: “Yo fui por la película, pero también producía material para ellos, que se iba difundiendo durante el camino. Entonces me volví un integrante más de La Poderosa, que es algo que quiero rescatar porque me llena de orgullo y además habla del documental. Ellos me dieron toda la libertad, pero yo era consciente de sus opiniones y de su percepción de la realidad gracias al hecho de haber participado de la asamblea”. Ahora que es un miembro más del colectivo, Manco está preparando Un viaje poderoso, proyecto que resultó ganador del subsidio INCAA y que, según el director, “está más enfocado en lo que es La Poderosa y lo que queremos tratar, que es poder difundir esta manera de empoderar al pueblo a la hora de hacer acciones de desarrollo”.

Negativo, Kevin ya no está

“A Kevin le costó la vida haber nacido en un barrio pobre”, dice Nacho Levy. Habla de la causa fundamental de la tragedia que enlutó a la Zavaleta la mañana del 7 de septiembre de 2013. En medio de un tiroteo entre dos bandas vinculadas al narcotráfico, ajenas al barrio, uno de los 105 disparos terminó con la vida de Kevin Molina, un chico de 9 años que se escondía debajo de una mesa dentro de su casa.

El caso cobró importancia gracias a las denuncias hechas por las redes sociales de La Garganta Poderosa. Miles de personas compartieron y divulgaron el hecho, y ocho días después de su muerte, el nombre de Kevin empezó a replicarse en otros medios hasta llegar a manos de la Justicia.

El prefecto Daniel Andrés Stofd, que comandaba uno de los patrulleros que liberaron la zona, fue procesado por el juez Luis Alberto Schelgel el 2 de marzo de 2015 por haber negado el tiroteo y la presencia de las bandas criminales. “Negativo, no se registran detonaciones. Estoy en el lugar, no se registran detonaciones, nadie se acerca a preguntar al móvil”, se escucha en las grabaciones de la conversación entre el 911 y Stofd.

Sin embargo, el prefecto sigue en actividad. “Ahora está caminando las calle de Entre Ríos con un arma en la cintura, una chapa y un uniforme que le damos nosotros para que cuide a nuestros vecinos”, sostiene Levy. Además, Milcíades Ramón Vázquez Quiroga y Francisco Darío Colman, integrantes de una de las bandas enfrentadas en el tiroteo, fueron condenados a siete años de prisión como “partícipes secundarios”.

La inoperancia de la Prefectura y la Gendarmería, que liberaron la zona a pesar del enfrentamiento, la evasión de los reiterados llamados al 911 durante tres horas y la gran ausencia de los medios de comunicación demostró la realidad del aislamiento que se vive, no sólo en el Núcleo Habitacional Transitorio Zavaleta, sino en todas las villas del país.

 

El poder colectivo

garganta
Diego Maradona, el Papa Francisco, Dilma Rousseff y Lionel Messi fueron figuras de tapa de La Garganta Poderosa

“Resistencia villera” es el lema que acompaña a la organización La Poderosa, un colectivo barrial conformado por 44 asambleas de distintos puntos del país y América latina. Está comprometida con la concientización y politización de las realidades de las villas. Además, luchan para desestigmatizar a los vecinos de sus barrios y que toda la sociedad visibilice lo que viven a diario. La identidad de sus integrantes es anónima, no porque teman mostrarse, sino porque tienen clara la filosofía de un colectivo.

Durante doce años, La Poderosa construyó varias estrategias comunicativas que la ponen como ejemplo de movimiento integrador. Una de ellas es La Garganta, una revista mensual que vio la luz el primero de enero de 2011, el mismo día del aniversario 52 de la Revolución Cubana. Simbólicamente, el redactor en jefe es Rodolfo Walsh y figuran como colaboradores Julio Cortázar, Mariano Ferreyra, Kevin y 30 mil desaparecidos: La Garganta Poderosa se encarga de devolverle la voz a quienes se la quitaron.

La tapa tiene una particularidad: no lleva títulos, sólo una foto donde el personaje está gritando. Juan Román Riquelme fue la figura de la primera edición, y también aparecieron Diego Armando Maradona, el Papa Francisco, Charly García, Dilma Rouseff y Lionel Messi, el Indio Solari, Evo Morales, Manu Ginóbili, Pepe Mujica, Luciana Aymar, Guillermo Francella, Diego Capusotto y Estela de Carlotto, entre otros. “Elegimos personajes de la cultura popular y llegamos a ellos con una propuesta sensata: Queremos poner en la tapa a un vecino nuestro. Pero a la vida de nuestros vecinos no se le da el mismo valor que a la de una figura reconocida”, relata Levy.

Otras vertientes de La Poderosa son el Frente de Géneros, que apoya los movimientos feministas y de igualdad de género; La Visión, creada a partir del documental Ni Un Pibe Menos; las redes sociales con más de 500 mil seguidores; y las cooperativas que producen alimentos, indumentaria y organizan torneos de futbol.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos