Misterios sin resolver: volvió la serie de crímenes de los 90

misterios sin resolver

Por Malena Delgado

El miércoles primero de julio, Netflix estrenó Misterios sin resolver, una nueva entrega de la serie de los 90′ que investigaba casos policiales.  Esta nueva  temporada cuenta con John Cosgrove y Terry Dunn Meurer, creadores del programa de televisión original, además de Shawn Levy, productor ejecutivo y director de Stranger Things.

Regresó con un formato más moderno, esta vez con seis episodios de 45-50 minutos . A diferencia de la versión original, en la que en cada uno se contaban cuatro historias, en esta le dedican a cada relato su propio capítulo. Todos los casos son reales y la mayoría sucedieron en Estados Unidos. Cada uno cuenta con una gran investigación detrás, incluye entrevistas a familiares, amigos y  en algunos casos hasta la participación de forenses. También difunden constantemente el sitio web  unsolved.com, un foro de información para aquellas personas que tengan algún dato de vital importancia, que además cuenta con más archivos de otros casos.

El primer capítulo, «Misterio en la terraza», cuenta el caso de Rey Rivera, un hombre que desapareció después de haber recibido una extraña llamada que lo hizo salir apurado de su casa.  Algunos días más tarde encontraron su auto en un estacionamiento, cerca del hotel Belvedere, donde ocho días después hallaron su cuerpo sin vida.

Sigue el caso de Patrice Endres, que desapareció una mañana después de llevar a su hijo al colegio y dirigirse a su salón de peluquería. Los propios clientes llamaron a la policía por no encontrarla en el local. Se presenta con el título “Trece minutos», ya que la policía descubrió que dentro de ese período de tiempo sucedió el crimen.

El horror que sucedió en Francia, lo presentan como «La casa del terror». Este cuenta la historia de la familia de un prestigioso aristócrata, que de un día a otro desapareció, dejando la casa totalmente cerrada. Sus vecinos sospecharon desde el principio, hasta que recibieron una supuesta carta de la familia en la que explicaban que tuvieron una “mudanza sorpresa”.

En «Sin vuelta a casa» se cuenta el crimen de Alonzo Brooks, un joven que fue con sus amigos a una fiesta, pero jamás regresó a su hogar. Su entorno más cercano se encargó de la búsqueda, hasta que finalmente lo encontraron muerto. Se sospecha que se trató de un crimen de odio racial.

«Ovni en Berkshire» es un capítulo distinto al resto. Cuenta una situación paranormal que vivieron varios residentes del pueblo de Berkshire, Massachusetts, la noche del 1 de septiembre de 1969.  Según cuentan algunos testigos, en el cielo esa noche se vió una gran cantidad de luces extrañas que bajaban sobre la ciudad. Explican, además, el caso de un niño que desapareció por 7 minutos y que escuchaba como se comunicaban con él.

El episodio final, “La testigo desaparecida”, cuenta la historia de Lena Chapin, quien afirmaba que su madre era la culpable del asesinato de su padrastro Gary McCullough. Años después del crimen comenzó a hablar con los detectives, pero cuando finalmente recibió una citación judicial, la joven nunca pudo testificar.

El proyecto que comenzó como una idea para la televisión de los 90, lejos está de haber quedado anticuado. La transformación que le dió Netflix rindió sus frutos, y le está yendo bastante bien. Actualmente se encuentra en el cuarto lugar del top 10 en la Argentina, con cada vez más personas que se adentran en el género “true crimen”.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos