Microteatro, un formato que llegó para quedarse

Por Giuliana Luffi

Con la premisa de que hay ofertas para todos los gustos se presenta microteatro en Buenos Aires, un formato nuevo en un espacio que invita a cada espectador a armar una salida a su medida. ¿Ver más de una obra en una noche? ¿Beber algo mientras se espera? ¿Realizar una salida que permite combinar varias cosas sin tener que moverse de un lugar a otro? Todo es posible en Palermo.

El formato “On Demand” nació en 2009 en Madrid y ya tiene sedes en varios países: México, Costa Rica, Miami, Perú y la Argentina. En España, hace ya casi una década, por iniciativa de un conjunto de artistas se presentó un proyecto teatral en un antiguo prostíbulo de Madrid, bajo la historia de Por dinero. En las 13 habitaciones del burdel, se alojaron 13 grupos autónomos con la consigna de crear una obra teatral de 10-15 minutos para un público de menos de 10 personas, por sala, sobre un tema común.

El éxito de la propuesta transformó aquel trabajo eventual en permanente, y alumbró este nuevo concepto de formato teatral que ya está en Buenos Aires.

Todo podría definirse en un número: 15. Porque se trata de 15 obras de teatro de 15 minutos, en salas de unos 15 metros cuadrados para unos 15 espectadores. Así llegó al país de la mano de Julieta Novarro y Pablo Bossi, con una programación temática que cambia todos los meses. Cuenta con colaboraciones de Novarro, Mey Scápola, María Figueras y María Marull. Además, el lugar cuenta con una propuesta gastronómica de Bar QUINCE, a cargo de Federico Fialayre.

“Suenan las campanas y una voz anuncia por megáfono la próxima función. No hay que perder tiempo porque son pocos lugares. Subir las escaleras, llegar a un pasillo que da acceso a las seis salas de teatro y seguir las indicaciones de la acomodadora que anuncia el título que sigue a continuación. Los propios actores abren sus respectivas salas y piden que se acomoden alrededor del cuarto, de pie y apoyados sobre las paredes negras. La cercanía permite hacer contacto visual entre todos”, cuenta una de las curadoras del lugar, Mercedes Scápola.

Mercedes Scápola: “Ya pasaron 10 mil personas y funciona de maravillas”

20904915_302405233561476_2858472044553568256_n(1)

-¿Cómo fue la idea de tu incorporación a esta nueva tendencia en Buenos Aires?

-Me incorporé como directora primero , dentro de la primera tanda de directores, y al poco tiempo me llamaron junto a María Marull y María Figueras para hacer la curaduría de todo el espacio. Elegimos las obras y los directores, entre otras cosas.

-¿Hay otro formato express o similar al de microteatro acá en la Argentina? ¿Hubo antes?
-Sí, claro.  Funcionó con Teatro Bombón, en (el bar) Million, en el CCK, ¡hubo un ciclo maravilloso! Lo que pasa es que Microteatro está en muchos países. No es un ciclo, es un espacio permanente, que cambia cada mes. Y con las mismas reglas y temas en todos los países.

En Microteatro la cartelera es eventual. Las obras permanecen tan sólo un mes en cartel y están unidas por un mismo eje temático. En agosto el tema de la programación fue “Por Dinero”, en septiembre será “Por Amor” y seguirán “Sexo”, “Futuro” y “Familia”.

La experiencia de 2016 en Teatro Bombón, ubicado en calle Corrientes, las piezas eran cortas y el proyecto incluía obras originales de hasta 30 minutos. Pasaron realizaciones de Silvio Lang, Pablo Rotemberg, Horacio Banega, Pablo Lugones, Diego Faturos, Gustavo Lesgart y Lisandro Rodríguez, entre los más de 60 creadores que presentaron sus obras en formato corto, simultáneo, expandido y poético. El formato fue reconocido y llegó al exterior.

-¿El proyecto on demand llega para quedarse?
-Me parece que por cómo funcionó este mes, pasaron más de 10.000 personas, claramente es un proyecto que va a quedarse y funciona de maravillas.

-¿Cómo ves la fusión entre el teatro y el bar? 
-Si bien el bar y el teatro conviven… está muy claro que en el primer piso funcionan las salas y  ese espacio es sagrado. La puntualidad y el silencio que las salas necesitan para convivir, la comodidad de la gente… Está todo perfectamente organizado.

-¿Qué te gustaría lograr con tu participación en Microteatro? 
-A mí me gustaría lograr que todos puedan participar y  que haya espacio para el que quiera estar. Que tenga un alto nivel de talento y compromiso de cada a uno de los que participan y que, dentro de lo que nos dé el tiempo, seguir haciendo devoluciones y trabajando muy de cerca con cada uno de los proyectos.

-¿Le falta algo? ¿Creés que los medios tienen que difundir y cubrir más este tipo de espacios?
-Esto es completamente dinámico, pasó sólo un mes de la apertura y en cada reunión que tenemos vamos  ajustando todos los horarios de las funciones, y reglas de convivencia entre elencos… estamos aprendiendo. Por ahora salió todo genial y el apoyo de los medios fue enorme. Se instaló más rápido de lo que esperábamos.

-¿Cuales son tu proyectos a futuro con Microteatro?
-Yo sigo haciendo la curaduría, y tal vez vuelva a dirigir en diciembre… no lo sé aún. El trabajo ahora es de  programar entre 12 y 18 obras mensuales, que es enorme. Veré si en diciembre tengo tiempo para las dos cosas.

Microteatro ya tiene programadas temporadas en Mar del Plata y Córdoba.

 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos