Martín Fierro: la tradición y la épica gauchesca, disponible para ver en internet

IMG_9696-e1594229889484

Por Gastón Cuneo

Las vacaciones de invierno ya terminaron, aunque algunos resabios de contenidos infanto-juveniles todavía rondan en las páginas de internet. Si hubo una plataforma que se destacó durante la pandemia por mantener viva -en la manera de lo posible- la interacción de los teatros y el público, con contenidos que renovaban semana a semana fue la de Cervantes Online, un canal de YouTube del Teatro Nacional Argentino – Teatro Cervantes.

Hasta el sábado 22 de agosto estará disponible, en esa página, El Martín Fierro. El clásico de José Hernández tuvo una reversión estrenada en el año 2014, adaptada por Claudio Gallardou (con un fuerte anclaje en lo clown) y dirigida por Tony Lestingi. El material de base es un infaltable de cualquier currícula de colegio secundario y retoma los orígenes del teatro argentino: el circo criollo, que nació a finales del 1800 con los hermanos Podestá. Este género combinó la tradición europea (el circo de payasos, de trapecistas y de acróbatas) con obras de autores nacionales de -sobre todo- corte gauchesco, como Fierro o Juan Moreira. Este evento representa el nacimiento del teatro argentino: tuvo su propia repercusión y construyó un vinculo directo con la población rural que vivía por las zonas en las que se montaban los espectáculos. Y así como en las primeras proyecciones cinematográficas de los Lumiere los espectadores se asustaban al ver llegar el tren, acá sucedió algo similar: hay un mito que dice que durante una representación, un espectador subió con un facón para defender a Juan Moreira cuando era atacado por la policia. 

unnamed

Propuesta para un público familiar (el lenguaje está adaptado para no ser chocante para el oido de los más chicos), la versión de El Martín Fierro de Gallardou-Lestingi tiene la particularidad de combinar el ritual gauchesco, con el clown y el drama. El escenario de la sala Orestes Caviglia (donde se representó originalmente el espectáculo) está construido como si fuera una pista circense. Los personajes de José Hernández son interpretados por una compañía de cómicos itinerantes, lo que termina de convertir a la adaptación en una cruza de lenguajes, de lo clownesco combinado con el teatro de texto. 

Con actuaciones de Hernán Lewkowicz, Luciano Medina, Carlos María Scappatura y Mercedes Torre, el espectáculo podrá verse hasta este sábado. El Cervantes despide a una temporada de vacaciones de invierno por demás extraña, sin teatros abiertos y con un país obligado a permanecer en su casa.

 

 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos