Logos Hope: la religión disfrazada de biblioteca ambulante

logos
Ver galería
9 Fotos
WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.52 PM
Logos Hope: la religión disfrazada de biblioteca ambulante
WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.52 PM

WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.56 PM
Logos Hope: la religión disfrazada de biblioteca ambulante
WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.56 PM

WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.55 PM (1)
Logos Hope: la religión disfrazada de biblioteca ambulante
WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.55 PM (1)

WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.55 PM
Logos Hope: la religión disfrazada de biblioteca ambulante
WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.55 PM

WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.55 PM (2)
Logos Hope: la religión disfrazada de biblioteca ambulante
WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.55 PM (2)

WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.54 PM (2)
Logos Hope: la religión disfrazada de biblioteca ambulante
WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.54 PM (2)

WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.54 PM (1)
Logos Hope: la religión disfrazada de biblioteca ambulante
WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.54 PM (1)

WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.53 PM
Logos Hope: la religión disfrazada de biblioteca ambulante
WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.53 PM

WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.54 PM
Logos Hope: la religión disfrazada de biblioteca ambulante
WhatsApp Image 2019-07-02 at 7.31.54 PM

Por Valentina Quinteros

“Queremos difundir el hábito de la lectura en lugares donde no hay acceso y también predicar la palabra de Dios”, dice una voluntaria a modo de bienvenida a la embarcación Logos Hope. La tripulación del barco y las publicidades difundidas por Facebook la denominan como “la biblioteca flotante más grande del mundo”. Sin embargo, hay algo que la propaganda no aclara y es que esta biblioteca es operada por la religión pentecostal evangélica. El 29 de junio la embarcación llegó al puerto de Buenos Aires y se quedará ahí amarrada hasta el 21 de Julio.

Antes de llegar al sector del barco donde está la biblioteca, no hay indicios de que se trata de una iniciativa religiosa. Al ingresar a la nave, varias personas de diferentes nacionalidades, y algunos con un español poco entendible, saludan a todos los visitantes y les indican el camino a seguir hasta llegar a la sección de la biblioteca. Después de bajar unas escaleras y atravesar un pasillo largo y angosto, los visitantes llegan a la primera parte de la exposición. Sobre una suerte de hall, hay 10 filas de bancos dispuestos para que la gente se siente a ver un video explicativo antes de ingresar a la biblioteca. La tripulación está formada por 400 voluntarios de todas partes del mundo, de entre 19 y 60 años, todos evangélicos practicantes. “Queremos llegar a todo el mundo y queremos conocer a cada uno de ustedes. Acércate a alguien de la tripulación y pregúntale cuál es su camino de vida, ellos te lo contaran con ánimo”, finaliza el video que cuenta la historia del Logos Hope. Casi de inmediato, un voluntario aparece y repite casi lo mismo que el video y dice, nuevamente: “Acércate a alguien de la tripulación y pregúntale cuál es su camino de vida”.

La biblioteca que tiene forma de U y está repleta de libros. Los estantes llegan del suelo al piso y no hay ningún espacio vacío. En el medio, hay mesas y muebles con repisas también llenos de libros en su totalidad. El logos Hope transporta 5.000 títulos diferentes, en inglés y en español. Sin embargo, la variedad de géneros no es muy amplia. Apenas cuatro repisas están dedicadas a las novelas y la ficción. Después hay una pequeña parte para clásicos infantiles y otra muy chica para clásicos como Macbeth o Jane Eyre. En la entrada de la librería hay una mesa con libros infantiles, entre los que se encuentran algunos títulos con contenido religioso: Mi primer libro de valores o El nacimiento de Jesús para niños. Lo que resta son todos libros relacionados con la religión. Hay diez mesas repletas de diferentes diseños de la Biblia: la biblia de la familia, la biblia para regalar en el bautismo, para regalar a los 15 años, “mi primera biblia”, la biblia de bolsillo.

Como toda librería, Logos Hope está dividida en secciones: Liderazgo, Familia, Matrimonio, Mujeres, Hombres, Niños religiosos y una dedicada exclusivamente a la religión, por si fuera poco. Ahí se pueden encontrar títulos como La vida del Papa Francisco, El corazón de un gran Pastor, Cómo tener la familia que siempre deseó o El cielo es real. Se puede consultar por títulos en una mesa de informes o a los muchos empleados que atienden al público. Mientras ayudan a encontrar un libro, conversan con los visitantes en un español básico y hablan sobre religión.

El nombre Logos Hope proviene del griego y significa “Palabra Esperanza”. Desde 2004, la embarcación recorrió más de 155 puertos y funciona como una organización sin fines de lucro. Todos los fondos recaudados son donados a la iglesia evangélica o a organizaciones que necesiten ayuda monetaria. Los voluntarios pueden elegir si colaborar por tiempo relativamente corto -1 o 2 meses- o hasta por dos años.

La estructura de la librería es muy similar a la de los free shops de los barcos o aeropuertos. La puerta de entrada no es la misma que la de salida, y para llegar hay que atravesar todo el negocio. Hacia la salida están las cajas, para pagar. A los costados hay productos más pequeños que la gente puede comprar como pulseras fluorescentes con la inscripción “Jesús te ama”, llaveros con la misma frase o con ilustraciones de familias felices y también remeras.

Al pasar por la puerta de salida, los visitantes se ven obligados a atravesar un laberinto que se llama “El camino de la vida”. En el interior, las paredes están repletas de ilustraciones que cuentan la historia de un chico que cayó en la tentación de la lujuria, el alcohol y la fiesta pero que finalmente su padre lo salvó y lo perdonó. También hay pantallas pequeñas para el que desee acercarse y ver un video animado con la misma historia. Al salir del laberinto, espera un bar para el que quiera comprar algo y más voluntarios que preguntan al público si les gustó, si van a volver y si quieren que les cuenten su “camino de vida.” Mientras tanto, una joven en un rincón toca en un piano eléctrico canciones religiosas.

Para salir de la embarcación se hace el mismo camino que para ingresar, solo que antes de despedirse, unas voluntarias ofrecen un libro gratuito llamado El reencuentro con la Esperanza y la oportunidad de unirse como parte de la tripulación.

 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos