La vida después del porno

Por Luis Durán, Sara Fernández y Giselle Pons

 

Dj’s, empresarios, fotógrafos o periodistas son algunas de las profesiones que eligen los actores y actrices porno al momento de su retiro o incluso cuando están en actividad. Para lograr ese camino alterno, se necesita un gran nivel de reconocimiento internacional: el camino es largo y extenuante.

Las estrellas del cine para adultos logran una fama similar a la de sus homólogos hollywoodenses. Estas celebridades tienen la oportunidad de alternar su carrera con otros trabajos, ligados o no al cine para adultos. Aunque la pornografía todavía resulta un tema que genera vergüenza, tabú y críticas negativas, la industria sobrevive y se mantiene.

Las alternativas de las estrellas

El caso de Sasha Grey es uno de los más conocidos. Se convirtió en una de las actrices porno más populares a nivel mundial poco después de cumplir 18 años. Ganó el premio AVN (Adult Video News, el Oscar de la pornografía) tres años consecutivos como mejor actriz. Pero no todo es cine para adultos en el mundo de Grey, que protagonizó el filme The Girlfriend Experience (2009) de Steven Soderbergh, fue modelo del reconocido fotógrafo de celebridades Terry Richardson por casi un año, participó en el material gráfico del álbum Zeitgeist (2007) de The Smashing Pumpkins y publicó su primer libro La Sociedad Juliette en 2013, una saga que continuó este año con el lanzamiento de La Sociedad Juliette II: la Cámara de Janus.

Sasha Grey se presentó como Dj en Latinoamérica este año
Sasha Grey se presentó como Dj en Latinoamérica este año

Desde su retiro en 2009, la actriz aseguró que la industria pornográfica cambió de forma drástica, en una entrevista para el diario El Comercio, en julio de 2016. «La pornografía está casi muerta. La única forma de que funcione es con nuevo contenido, por internet», dijo Grey.

Grey estuvo de gira por Sudamérica como Dj este año, con un proyecto en el que mezcla música industrial con house y blues. En Lima le dio su apoyo a la campaña de #NiUnaMenos, pero su recital en Buenos Aires se canceló debido a la imposibilidad de organizar eventos de electrónica en Capital Federal, después del incidente en la fiesta Time Warp, donde murieron cinco jóvenes por consumo de drogas.

Para los hombres, lograr la fama en la pornografía es más difícil, dado que la industria se enfoca más en sus miembros que en los personajes, y así el protagonismo les queda a las mujeres. Pero hay excepciones: el español Nacho Vidal rompe con esta regla gracias a su famoso falo de 25 centímetros, que lo transformó en uno de los actores del cine adulto más codiciados a nivel internacional.

Vidal, en su página oficial, ofrece una línea de cosméticos y juguetes sexuales, además de producciones protagonizadas por él. Su lanzamiento más reciente es el del perfume Twenty Five, que es unisex y va en un frasco de 200 mililitros hecho con la réplica exacta de su pene. «No existe mejor herramienta para seducir que la que llega a través del olfato», dice el slogan del producto. El 5% de las ganancias por venta de la fragancia será donado a la Fundación Lucha contra el Sida.

Vidal se retiró del cine para adultos en 2015, ya casado con Franceska Jaimes, también actriz porno, y padre de tres hijos. Aún así, todavía promociona campañas para que el uso de preservativo en las películas triple X sea obligatorio.

Latinoamérica, sin fama a nivel mundial

Las celebridades masculinas de esta región la tienen difícil porque las producciones latinas están enfocadas en la mujer. Las pocas actrices que llegaron al mainstream internacional superan los 40 años.

Esperanza Gómez, de 33 años, es la actriz porno número 1 de habla hispana y está a punto de retirarse de la industria. Hoy se dedica a escribir notas sobre sexualidad y erotismo en su portal www.vivaesperanza.com. También tiene su propia columna en la revista Soho. La actriz planea su futuro como directora y productora de filmes para adultos.

Gómez afirmó, en una entrevista para la emisora Blue Radio en Bogotá, que la escasez de figuras latinoamericanas en el cine triple X se debe a la dificultad en los traslados, la poca constancia de las nuevas promesas y la facilidad de las productoras para conseguir “mujeres parecidas a las sudamericanas” en Estados Unidos. “En Colombia hay mucha producción amateur, pero no hay seriedad en el trabajo. Piensan que al participar en dos o tres películas ya tocan el cielo con las manos, y no es tan fácil”, aseguró la actriz.

Esperanza Gómez
Esperanza Gómez es la actriz porno número 1 de habla hispana.

La actualidad de la producción nacional

En la Argentina, la falta de recursos obligó a los trabajadores de la industria pornográfica a buscar otras alternativas para ganarse la vida. Rubén Danilo, uno de los directores de películas para adultos más reconocidos a nivel nacional con más de 500 producciones, dice que hay una especie de crisis por la escasez de actrices serias y comprometidas con el trabajo: «Estoy hace unos tres años buscando una chica joven para alzarla como la nueva estrella porno de la Argentina. Pero me es imposible. Cuando me piden filmes, a veces tengo que reeditar películas viejas para cumplir con la entrega».

Este año, Danilo ya filmó tres películas, pero lo considera un número bajo, si se tiene en cuenta que hace una década, para esta altura ya tendría diez filmes hechos. «El país está viviendo una especie de reactivación económica. Estos últimos tiempos fueron muy duros para la industria pornográfica, no pudimos hacer eventos y suspendimos varios castings. Pero de a poco estamos volviendo, sobre todo con películas, que es lo que nos interesa más», afirma el director.

Danilo es el organizador del FICEA (Festival Internacional de Cine y Arte Erótico), el festival de pornografía número uno de la Argentina, en el que premian actores y actrices, exhiben películas triple X, organizan castings, exponen juguetes sexuales y realizan shows eróticos.

Victor Maytland es otro de los precursores del porno argentino. Su éxito radica en que sus producciones tienen un guion distinto que logra hacer que el simple género pornográfico se transforme en suspenso, drama o comedia (con alto contenido sexual, claro).

Maytland realiza producciones de primer nivel, pero afirma que ganar dinero con el porno no es tan fácil y rápido como parece. “Lo que se está pagando a los actores es muy poco, aproximadamente mil pesos por película. En Estados Unidos es casi lo mismo. Los periodistas hacen creer que se gana mejor allá, pero estarán ganando 100 o 200 dólares. La diferencia es que allá hay compañías grandes que recaudan gran cantidad de dinero porque difunden sus videos por muchas páginas de internet”.

La rubia y la morocha

Milena Hot, la morocha, es la actriz porno número 1 del país, producida y apadrinada por Ruben Danilo. La estrella también se encarga de la búsqueda de nuevos talentos y de organizar el FICE junto al director. “Las chicas creen que en dos meses van a pasear con la limusina y el caniche toy. Y esto es Argentina. Durante muchos años preparamos chicas y se quedan en la mitad del ciclo. Esto, más que una profesión, es una vocación”, afirma la actriz. Para Milena, el cine para adultos está resurgiendo en el país: “Tuvimos doce años de mucho tire y afloje gracias a la famosa década ganada. Ahora llegó mucha inversión extranjera que nos ayuda a reacomodarnos y nos permite tener un respiro para seguir trabajando”.

Por ahora, Milena Hot no piensa en el retiro. “Todavía me piden remakes de películas de hace 10 años. A veces no tienen en cuenta que ya no tengo el lomo de esa época, pero de alguna manera les tengo que responder”, afirma la actriz. No solo se dedica a la actuación, también organiza eventos eróticos y tiene su espacio en La Idea Fija Radio con su programa Arde la Ciudad.

Gabita, la rubia, lleva junto a Milena el estandarte del porno argentino, ambas son conocidas en el ámbito internacional. Fue modelo exclusiva de la revista Maxim durante seis años hasta 2013, cuando cerró la publicación por la caída en sus ventas. Gabita reconoce el gran aporte de Milena al cine triple X y también está en la búsqueda del diamante en bruto: «Milena es como la Messi o la Maradona del porno. Será muy difícil que nazca una chica como ella. La garra que tiene ante las cámaras, la sensualidad y sexualidad, no la vi en nadie».

Pero Gabita sí está en la etapa de retirada. Dice que hacer porno «es genial», pero el agotamiento físico y mental no es fácil de sobrellevar. Hoy, conduce el programa Chicle Rocker Night, por Radio Sentidos, con el fin de promover el rock under, de sectores marginales de Capital Federal, Gran Buenos Aires y el interior del país. También forma parte de Glamnation Party, una comunidad organizadora de recitales y eventos musicales, y tiene un espacio en Cronica TV, donde realiza entrevistas a artistas y bandas: ella se define como «una precursora del rock barrial de Argentina».

 

 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos