La piel marcada

la-piel-marcada
Por Santiago Llurba

Entre los estrenos de esta semana llegó al cine La piel marcada, el documental sobre el boxeador Sergio Víctor Palma. La película de Hernán Fernández, que formó parte del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI), no es -según palabras del director- una película de boxeo, ni un relato de la vida de Palma, sino un retrato poético.

“Cuando empecé a trabajar alrededor suyo me fui corriendo del lugar del deportista”, contó Fernández en la última edición del BAFICI. El cineasta registró la vida del boxeador y poeta chaqueño que se consagró campeón del mundo supergallo en el 80, luego de vencer al estadounidense Leo Randolph. Además de los testimonios de Palma, la narración se hilvana con imágenes de un joven peleador amateur y del paisaje del campo de algodón de La Tigra, donde nació el deportista.

El origen humilde del boxeador, sumado a su afición por la escritura y la música, lo convirtieron en una personalidad entrañable que obtuvo afecto y reconocimiento más allá de los límites del deporte. “Quería estar acá presentando esta película”, dijo en el preestreno Javier Porta Fouz, director del BAFICI, y contó que “en el jurado de selección siempre hay criterios distintos y mucho debate, pero con esta película estuvimos de acuerdo, es de esas que emocionaron a todos”.

“Los recuerdos son como chapitas en el fondo de un lago. Uno desde la superficie se sumerge para buscarlas, pero en el trayecto remueve tanto el agua que dejan de divisarse”, cuenta el poeta en el documental, y agrega: “Uno remueve tanto la memoria en busca de los recuerdos que sin querer desaparecen, o empiezan a confundirse, a mezclarse. Entonces uno, sabiamente, opta por el olvido”.

En este trabajo el director busca transmitir, a partir del cotidiano de cada uno de los personajes y lugares que retrata, esas vivencias que parecen esfumarse de la cabeza y el corazón de Sergio Víctor Palma. Y que desde esta semana llegan a las pantallas de los cines para que los espectadores puedan sumergirse y llegar a ellas, sin remover el agua de la memoria.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos