La moda como una obra de arte: ¿Se cuelga o se lleva puesta?

Por Nathalie Vidal

Los diseñadores de moda han buscado inspiración en el mundo del arte desde hace años. En las colecciones, las referencias  a veces son explícitas y a veces no. Por otra parte, la presencia de la moda en los museos ha sido una realidad en auge en el siglo XXI, algo que genera siempre debates acerca de si ubicarla o no en el terreno del arte.

Todo proceso creativo, es arte. Cada diseñador busca que su desfile sea único e inigualable: es su carta de presentación a la temporada que se viene. Por eso los desfiles de moda llevan una gran producción: escenografía, luces, vestuario, modelos, invitados, etc. Pero para que funcionen tienen que tener coherencia, unidad temática. Cuando todo esos elementos se fusionan, la obra se completa.

Dentro del mundo de la moda hay diseñadores cuyo trabajo se acerca más a la exploración artística que al prét-a-porter de las vidrieras.

La casa de moda Viktor&Rolf se especializa en la creación de diseños conceptuales y de vanguardia y ha tenido la capacidad de renovarse temporada tras temporada con desfiles que exhiben desde faldas de tul cortados con motosierra hasta vestidos que se convierten en cuadros.

BeFunky Collage

Un desfile inusual que ya ha pasado a ser parte de la historia de la moda fue el de su colección Russian Doll para la temporada Otoño/Invierno 1999, donde en lugar de una pasarela tradicional había un modelo Maggie Rizer, que estaba parada en una plataforma giratoria, con varias prendas: desde un mini-vestido humilde y deshilachado de arpillera hasta un abrigo de pelo, lleno de flores. La puesta hacía referencia al ritmo de la moda y el consumo, y al proceso de fabricación que produce el diseñador. 

En el debate sobre si la moda es arte o no, hay quienes sostienen que la distinción está en si un vestido se puede colgar en una pared o vestir un cuerpo. Viktor y Rolf sugirieron que la respuesta a esto podría ser “ambos” y así presentaron su colección: Wearable Art.

Transformaron cada diseño en pequeñas obras de arte, integraron los marcos con bisagras en abrigos, vestidos y capas. Además, los diseñadores ejercieron como artistas de performance, extrayendo sus creaciones de las modelos y colgándolos en una especie de pared blanca de museo. El aspecto final representaba la construcción más extrema y la obra de arte más completa: un cuadro que muestra una naturaleza muerta al estilo holandés. Un desfile que brilló por el concepto y la puesta en escena.

Otras casas de moda también se han inspirando en obras de arte para crear sus diseños y las temáticas de sus desfiles:

3-Dior-KlimtRetrato de Adele Bloch-Bauer I’ (1907) de Gustav Klimt en Primavera/Verano Alta Costura 2008 de Dior.

7-LWren-Scott-KlimtHygieia (Detail aus Medizin)’ (1900) de Gustav Klimt en la colección Otoño/Invierno 2013 de L’Wren Scott.

8-Dolcegabanna-catedralLos mosaicos de la Catedral de Monreale en Sicilia en la colección Otoño/Invierno 2013 de Dolce & Gabanna.

9-valentino-cranachAdán y Eva’ (1526) de Lucas Cranach el Viejo en el desfile de Valentino de Primavera/Verano Alta Costura 2014.

10-dolce-vangoghFlores en un jarrón azul’ (1887) de Vincent van Gogh en el desfile de Primavera/Verano 2014 Alta Moda de Dolce & Gabanna.

 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos