La instagramer que desenmascara a los mediáticos

Por Micaela Graneros

«Todo comenzó como un juego», confiesa esta Instagramer de 43 años que actualmente tiene más de 100 mil seguidores en las redes sociales. Mariana, mejor conocida  como Nana In Seúl, vive en Corea del Sur, específicamente en Seúl , junto a su marido y a sus tres hijos.  Desde allá se dedica a seguir el día a día  de la farándula argentina.

En sus historias de Instagram filma y relata su vida en la ciudad asiática, como si fuese parte de un reality, pero sin embargo se niega a definirse como infuencer. Con el humor ácido que la caracteriza, Nana se convirtió en la voz justiciera de miles de jóvenes, porque acusa a celebrities argentinas o marcas conocidas por falta de originalidad.

Ella fue la primera en revelar que el vestido de la marca Ginebra, fundada por Micaela Tinelli, usado por la Primera dama, Juliana Awada, en el encuentro con Donald Trump en Estados Unidos, era un copia de un Carolina Herrera, que vistió la Reina Letizia de España, un año antes.  Las marcas argentinas son sus víctimas y más de una vez se vieron obligadas a bajar el precio de sus productos por las acusaciones de Nana.unnamed (5)

Además, Nana fue la primera que desenmascaró a las hermanas Tinelli. Candelaria, dueña de la marca Madness Clothing y Micaela  fueron escrachadas mediante un video en Instagram, donde se las puede ver comprando ropa y carteras truchas en una Avenida de Nueva York.  Muchos usuarios, de las redes sociales, se mostraron enojados y repudiaron esta actitud de las hijas de Tinelli, porque «ellas tienen marcas de ropa» y «se copian de otros diseños».

Nana

Por este posteo, Tinelli le respondió a la instagramer y dijo: “Somos dos personas normales como vos, @nanainseul y cualquiera de tod@s ustedes. Compramos dos boludeces truchas, no es tan grave”. Y siguió:  “Me lo mandan como si fuese algo gravísimo, la verdad me parece divertido. Vivo comprándome todas las carteras originales que me gustan, por comprar UNA cosa trucha, condenan a alguien así? Dejen de joder, dale”. Candelaria, su hermana, agregó: «Pobre mujer, cuánto odio interno hay que tener para manejar una cuenta desde el culo del mundo, pendiente de lo que hacen los otros. Qué lástima que fomentes tanta agresión y violencia. Si querés responderme, te paso mi teléfono mi privado”.

El giro en la vida de Nana se produjo en 2000, cuando se casó con un marido que le pidió que mantuviera su pasaporte al día porque su trabajo requiere de viajar por el mundo. Y entonces ella se creó una cuenta de Instagram denominada @NanaInSeulViajes en la que le comparte a sus seguidores sus anécdotas y curiosidades de los lugares, mediante fotos o vídeos.

No todo es farándula en la cuenta de Instagram de Nana. En ella también combina espectáculo, cultura, solidaridad y emprendimientos.  Todos los miércoles en su perfil @Nanainseul impulsa #MovidaDar, un proyecto solidario que tiene como fin ofrecer algo a quien lo necesite, ropa, comida, trabajo, etcétera. Los jueves utiliza la sección #PasandoRevista, que critica a los mediáticos y a las principales publicaciones argentinas. Y de lunes a viernes se dedica a escribir sobre los posteos en Instagram de famosos argentinos.

¿Cómo surgió este fenómeno de la cuenta de Instagram?

– La cuenta al principio era personal, subía fotos mías o de mis hijos. Esto surgió naturalmente, no lo pensé ni lo busqué. Se dio un gran impulso en mis seguidores cuando me mudé a Asia porque toda la gente quería que le cuente como era esta parte del mundo. Nunca imaginé que iba a tener esta repercusión, pero se está generando una linda comunidad que se retroalimenta constantemente.

¿Que quiere mostrar cuando desenmascara a los influencers?

– Yo comparto lo que pienso, y digo lo que la gente piensa. Expongo el lado gracioso o ridículo que los famosos reflejan y quizás no se dan cuenta pero ellos tienen esa cosa constante de querer mostrar lo que tienen, o lo felices que son. Me dan gracia porque rozan lo ridículo.

¿Recibió advertencias o críticas por parte de los famosos?

-Sí, no voy a dar nombres pero recibí sobre todo mensajes privados con advertencias cuando  los denuncié por plagio.

Cuando muestra copias, ¿son cosas que investiga por su cuenta o la gente le envía el material?

– La gente me pasa mucha información, ellos son como un grupo de productores que me mandan fotos y vídeos. En su momento cuando recién arrancaba, por supuesto era yo quien tenía el tiempo de investigar. Hoy por hoy son ambas cosas, a veces yo  me doy cuenta, y a veces la gente  me envía el material.

-¿Por qué cree que los Influencers quieren aparentar un estilo de vida que no tienen? ¿Que recomendación le daría a los que los siguen?

– Ellos quieren tratar de pertenecer a un estilo de vida que no tienen, que no llegan, que no les da y a través del canje o cuando compran un producto que no es original , creen que eso la gente lo consume, me dan lastima. Ellos me parecen ridículos y  van a ser poco sostenibles en el tiempo. La recomendación que le daría a los jóvenes es que la vida no pasa siempre por ahí, que hay otros valores y que la felicidad no se encuentra a través de una pantalla. La felicidad de los Influencers en el 99% de los casos no es real.

 

                 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos