La diversidad sexual se instaló en la ficción televisiva

 

El muy elogiado tratamiento que tiene la historia de Juani, la adolescente transexual de 100 días para enamorarse, es el último ejemplo de cómo la diversidad sexual se ha ido incorporando a las ficciones televisivas de más audiencia. Reflejo del cambio social, aquí cinco ejemplos de la última década:

 

Botineras (2009)

En la novela policial inspirada en la vida de las mujeres de los futbolistas se incluyó una historia de amor entre dos jugadores: Lalo (Ezequiel Castaño) y El Flaco (Christian Sancho). Se aman en secreto por temor a la condena de sus compañeros de vestuario y de la sociedad.

 

Farsantes (2013)

En una historia que narra la relación entre los abogados de un estudio jurídico mientras se resuelven todo tipo de casos, la trama escrita por Mario Segade y Carolina Aguirre también le da espacio a una historia de amor gay: Pedro (Benjamín Vicuña) y Guillermo (Julio Chávez), dejan ver en cada capítulo sus temores, conflictos y sentimientos al ver que se están enamorando. A medida que se desarrolla la trama, van perdiendo el miedo a la mirada de los otros.

 

Las Estrellas (2017)

Las estrellas, de Pol-Ka, fue la tira más vista y comentada de 2017. Una de las razones fue la pareja de Florencia (Violeta Urtizberea) y Jazmín (Julieta Nair Calvo). Se trataba de una novela del prime time, vista mayormente por familias, lo que causó el apoyo de algunos y la disconformidad de otros. Si bien la trama se basa en la historia de cinco hermanas del mismo padre y de distintas madres, la unión amorosa apodada Flozmín, terminó por tomar el protagonismo.

 

Simona (2018)

La novela infanto-juvenil producida por Pol-Ka y que ocupa el prime time de El Trece, tiene mucho canto y baile, dirigido a un público adolescente. A lo largo de la trama se desarrollan diferentes historias de amor con sus problemas, sufrimientos y decepciones. Entre ellas se encuentra la de «Blasnior», la pareja homosexual entre Blas (Gabriel Gallichio) y Junior (Renato Quattordio). Está teniendo una repercusión similar a la que tuvo «Flozmín» en Las estrellas.

 

100 días para enamorarse (2018)

En lo que va del año, 100 días para enamorarse es lo más visto en su horario. Es una de las ficciones más progresistas de la televisión; el argumento principal gira en torno a las relaciones abiertas y sin prejuicios. Fidel (Michel Noher), separado y con una hija, encuentra en Paul (Ludovico Di Santo) una nueva vida sexual.
Por otro lado, una de las escenas más elogiadas de este programa fue la conversación de Juani (Maite Lanata) –un personaje transexual–, su mamá (Nancy Dupláa) y su terapeuta (Sandra Mihanovich).

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos