Feminismo y literatura independiente: una relación justa

WhatsApp Image 2019-08-05 at 7.32.23 PM
Ver galería
2 Fotos
libro1
Feminismo y literatura independiente: una relación justa
libro1

WhatsApp Image 2019-08-05 at 7.26.47 PM
Feminismo y literatura independiente: una relación justa
WhatsApp Image 2019-08-05 at 7.26.47 PM

Por Valentina Quinteros

“Es absolutamente necesario y urgente que leamos a las mujeres”, dice Fernanda Pampín, quien está a la cabeza de la editorial Corregidor. En tiempos de cambio en la sociedad, donde el feminismo toma cada vez más poder y visibilidad, los sectores dedicados a la literatura también se ven atravesados por este movimiento. En los últimos años, y en el caso de las editoriales independientes, se hizo visible la clara militancia por esta revolución. Pero este apoyo viene, en realidad, desde hace muchos años.
El año pasado, las ventas en libros con temas feministas supusieron gran parte del total de los ingresos en las editoriales más comerciales. “Es una temática que está en la agenda, que de repente se instaló a pesar de que el movimiento de mujeres lleva muchos años. En base a esto, hay muchas editoriales que están aprovechando este nuevo interés en el contenido feminista para publicar muchos libros que abarquen estos temas, para vender más”, asegura Julia Ariza, editora del sello independiente Fiordo. A pesar de esto, en las grandes editoriales no hubo mucho incremento en publicaciones de autoras, sino que las que están tienen un poco más de visibilidad que antes. “A pesar de que históricamente el público femenino es el que lee más, se publican muchos más hombres. Yo me considero feminista, y en Fiordo publicamos mujeres desde el principio. De hecho, nuestro catálogo inició con una mujer. Siento que nuestro compromiso con autoras y el feminismo es anterior a la ‘moda’. Pero hay una realidad de que también es más fácil publicar hombres, sus textos ya están traducidos o la gente los conoce más. Eso es algo con lo que peleamos a diario en las editoriales independientes”, dice Ariza.

feria-de-e-658090
La literatura y el feminismo no están únicamente ligados a que se publiquen libros con esta temática sino, también, a que se les dé más oportunidades y visibilidad a autoras mujeres de diferentes géneros. Esto es algo que se ve en sellos independientes. “Las editoriales más pequeñas suelen ser las únicas que publican a primeras autoras, autoras inéditas. Confían en escrituras innovadoras”, asegura Belén López Peiró, autora de Por qué volvías cada verano, libro sobre su historia personal que salió por el sello Madreselva. “En el momento en que publiqué mi libro, se consideraba que una historia de abuso no vendía. Y en ese momento, las únicas que confiaron y apostaron por mi escritura fueron editoras independientes”, cuenta la escritora. El cambio de paradigma en la sociedad es evidente: se nota mucho más interés en leer a las mujeres. “Los libros que escribimos nosotras dejaron de estar catalogados como ´literatura femenina´ y ahora pasaron a ser literatura para todos. Tanto hombres como mujeres están mucho más interesados en conocer y leer escritoras”, asegura López Peiró. Paula Brecciaroli, la editora del sello Conejos, coincide: “La construcción del público en la lectura es algo que se está ganando ahora. La gente se acerca y nos pregunta cuales son nuestras autoras y se interesan por comprar su literatura”. A pesar de la crisis económica, las ventas de los libros escritos por mujeres han aumentado en gran cantidad. Incluso, varias editoriales tuvieron que reeditar alguno títulos por la increíble demanda. Esto sucedió con el libro «Que sea ley» de Florencia Alcatraz, editado por Marea. «Amiga» de Malena Saito, que va por su segunda edición en Santos Locos y «Por qué volvías cada verano».
Ninguna publicación sería posible sin el trabajo que hay detrás de cada libro. De eso se encargan los editores y editoras. En este último tiempo, el trabajo de ellas también empezó a hacerse más visible y más valorado. “En la gran mayoría de las editoriales independientes, y en algunas grandes también, hay mujeres a la cabeza. Esto estaba invisibilizado y, en los últimos dos años, cambió. Ahora empezamos a tomar más lugar, yo siento que mi trabajo se valora más”, dice Pampín. “Se logró una visibilidad de algo que ya estaba, no es que de repente muchas mujeres nos volvimos editoras. Ya estábamos, lo que pasa es que nadie nos hacía una nota, nadie nos veía en ningún lado. Ahora, editoras, autoras y poetas tenemos más importancia y eso es para festejar”, agrega Brecciaroli.
Este año en la Feria de Editores, el evento que reúne todos los años a editoriales independientes para vender y difundir sus catálogos, estuvo atravesado por el feminismo. Dentro de las actividades que proponía el programa había charlas sobre el uso del lenguaje inclusivo, sobre los diferentes tipos de feminismo. Algunas de las invitadas fueron Betriz Sarlo, quien dio una charla sobre el lenguaje; Dolores Reyes y Vera Giaconi,  que hablaron de las dificultades, prejuicios y trabas a la hora de escribir, y Alexandra Kohan y Paula Puebla que hablaron de feminismo y la literatura.

La importancia de la relación entre los feminismos y la literatura se ve reflejada en el aumento de ventas y, también, en nuevos proyectos, como la Feria del Libro Feminista, cuya segunda edición se realizará en diciembre, en el Teatro Nacional Cervantes, con la presencia de autoras, editoras, escritoras y activistas.

 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos