Emergentes: Mara Mansilla, la artista que fusiona la actuación y la comunicación

Por Rocío Limeres

¿Cuántos años tiene? 23

¿Qué hace? Actriz y comunicadora social en Ciudad Magazine

¿Quiénes son sus referentes? China Zorrilla, Luis Brandoni, Guillermo Francella y Natalie Portman

¿Qué come? De todo, menos harinas

¿Cuál es su lugar en el mundo? En su pieza frente al espejo

Un libro: Campos de Fresas, de Jordi Sierra i Fabra, el escritor de literatura infantil y juvenil, nacido en Barcelona. Le marcó mucho su infancia, y trata temas como la bulimia y las drogas en adolescentes.

Una película: ¿Dónde quedó el corazón?, del director Matt Williams.

Una canción: Sinfonía agridulce, de The Verve, porque la ayudó mucho en un momento de su vida, cuando se alejó del arte por problemas personales. Cada vez que la escucha le encuentra un significado distinto; ya es como un himno para ella. 

Instagram: @maraluok_

 

Con dos horas de viaje, y muchas veces sin dormir, sale de su casa a las seis de la mañana para ir a la facultad. Ella es de Monte Grande, y comienza a cursar la carrera de comunicadora social en Lomas de Zamora, pero después se muda a capital, y continúa en la misma facultad para no perder materias y terminar de estudiar. Asegura que llega a los medios “de caradura”, pero no se queda sólo con eso, y continúa estudiando, porque quiere recibirse: “Lo que más quiero es tener el titulo; es algo a nivel personal, es un esfuerzo que estoy haciendo hace mucho tiempo”.

Si bien en el ambiente artístico hay mucha competencia y rivalidades, Mara tiene su propio estilo; juega, se divierte y aprende. “Yo voy como soy, y pregunto con la mejor buena onda, no voy al choque”, explica sobre su reciente rol como cronista. Cambiada, maquillada y peinada, sale de su casa con un personaje, el de notera.

Pero… ¿cómo llegó hasta ahí? Estar en la conducción de un programa de pesca, si, de pesca, en el canal 360 a los 19 años, fue lo que la impulsó para luego formar parte de una productora, donde debía hacer notas de color sobre artistas urbanos. Su presente laboral cambió cuando en los Martín Fierro de Cable 2018, una oportunidad única se cruzó en su camino: un cronista que estaba por renunciar, un productor desesperado y ella, una chica de 23 años con formación en comunicación social, dispuesta a darlo todo; un triángulo perfecto.  

38934840_2166516806924553_2262368108998033408_n
Mara como notera de la productora Espacio Urbano

Al día siguiente hizo la prueba, y quedó como notera de “El club de la mañana”, el programa informativo conducido por Ignacio Goano y Mina Bonino. Autocrítica, ve en detalle las notas que hace, y busca la manera de crecer y mejorar. Está segura de que siempre estuvo en ella la necesidad de comunicar y expresarse. Fue la encargada de animación de fiestas, conducción de actos escolares, y eventos de patín de su hermana 11 años menor, a quien quiere mucho: “Es mi vida”, asegura mientras sonríe.

44474600_1923648637688983_8520123635982552049_n
Mara como cronista de Ciudad Magazine

Vive sola. Necesita su espacio con sus cosas, un “lugar de refugio” que encuentra en su pieza, con un espejo gigante. A pesar de ser muy solitaria, le hace bien estar un rato con su mamá y su hermana, y cada vez que las visita, su hermana tiene como tarea contarle que pasó en Campos de fresas. Lo más importante es que deja una enseñanza, y eso es lo que le quiere transmitir.

30591281_364066220663965_6022684939550457856_n
Mara junto a su hermana

Come de todo, pero sano. No toma gaseosas, ni alcohol y trata de evitar las harinas. Se cuida en las comidas durante la semana, para “darse un gusto” el fin de semana. Se declara “alcohólica del chocolate”.

Segura de sí misma, desde los cuatro años sabe que quiere ser actriz. Estudió comedia musical en la escuela de Valeria Lynch, actuación con Marcelo Cosentino y hasta hace poco con Norman Briski. Todo el tiempo toma herramientas para crecer en lo que hace. Siempre hizo teatro independiente y bolos en distintas publicidades, aunque tuvo una propuesta comercial para una obra en el Paseo La Plaza, pero no se sintió cómoda con su personaje, y decidió no hacerlo.

Lo que más disfruta es componer y preparar los personajes: “Uno los crea y después se va encontrando con uno mismo, cuando lo logras podes conectar con tus emociones”. Constantemente puede fusionar la actuación con la comunicación. Junto a un grupo de 30 personas, tiene listo el piloto de Dpto´2, una serie web para la que sólo le faltan los fondos. Se encarga de la comunicación en redes, y de mover contactos para poner en funcionamiento el proyecto. Le gusta formar equipos donde se trabaja bien y sobre todo con ganas.

Escucha mucha música clásica, en su alarma de despertador suena Another one bites the dust, de Queen, y le gusta No Diggity, del grupo de hip hop/rap estadounidense, Blackstreet. Para “no oxidarse” toma clases de baile, es fanática de la música de Queen por el significado que tienen las letras, y llega a la conclusión de que es cambiante: “Soy medio ochentosa a veces; de los ochenta puedo pasar a la música clásica, y de ahí pasar al rap”.

Sigue en formación y va tomando herramientas para mejorar. La “viene remando” hace mucho tiempo, y trata de mechar la actuación con la comunicación, y hacer de eso una fusión: “Actuar es una forma de comunicar”.

 

 

 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos