Emergentes: Campedrinos, el dúo folklórico que crece a grandes pasos

Por Lucio Frascini

Sergio Prada

¿Cuántos años tiene? 24.

¿Qué hace? Músico. Vocalista de Campedrinos.

¿Cuál es su lugar en el mundo? Las sierras cordobesas

¿Qué come? Milanesas con papas fritas

¿Quién es su mayor referente? Horacio Guarany

 

Un libro: Mi planta de naranja lima de José Mauro de Vasconcelos. “Lo leí de chico y me enseñó muchos buenos valores.”

Una película: Qué pasó ayer. La comedia es su género cinematográfico favorita.

Una canción: Zamba de mi esperanza de Jorge Cafrune, una de las primeras canciones que aprendió a tocar.

 

Agustín Fantilli

¿Cuántos años tiene? 24.

¿Qué hace? Músico. Vocalista de Campedrinos.

¿Cuál es su lugar en el mundo? Cualquier lugar con playa.

¿Qué come? Ñoquis con salsa bolognesa.

¿Quién es su mayor referente? Luciano Pereyra.

 

Un libro: Sherlock Holmes de Conan Doyle. Le gustan mucho los policiales que lo mantienen atrapado hasta el final.

Una película: Contrapunto. “Elijo esta película por la misma razón que el libro, porque es un policial.”

Una canción: Desde que tú te has ido de Luciano Pereyra. Le recuerda a su infancia ya que pertenece a uno de los primeros discos que le regalaron.

Faceboook/Twitter/Instagram/Youtube/Spotify: Campedrinos

 

Sergio y Agustín se conocieron el 5 de junio del 2009, cuando tenían 15 años, en la fila de un casting del programa Talento Argentino. Sentados en el cordón de una calle de Martínez, los músicos iniciaron una charla y se pasaron sus redes sociales, ya que desde un primer momento supieron que había surgido una amistad.

Si bien ninguno de los dos quedó seleccionado, esa audición marcó un antes y un después en la vida de los jóvenes oriundos de San Pedro y Campana. “Un día, poco tiempo después de la audición, mis viejos tenían que viajar a San Nicolás y Campana quedaba de pasada”, cuenta Sergio. “Entonces le mandé a Agustín que me espere con unas tortas fritas y unos buenos mates porque iba a ir a visitarlo.”

Cam
Las sierras cordobesas son uno de los lugares favoritos de Sergio y Agustín.

“Yo estaba chocho de que viniera a casa”, dice Agustín y sigue: “Habíamos pegado buena onda y teníamos las mismas ideas en cuanto a lo musical”. Así, Sergio fue a la casa de Agustín, charlaron, cantaron, matearon y guitarrearon. A los pocos meses ya estaban tocando en festivales y bares de la zona, bajo el nombre de Campedrinos, que hace alusión a las ciudades natales de los músicos.

“Desde el primer momento los dos tuvimos en claro nuestro mayor objetivo: difundir el folklore en los jóvenes”, y sigue: “Queremos que los chicos y chicas de 20 conozcan la música oriunda de todos los lugares de nuestro país: las chacareras de Santiago, las zambas salteñas, los chamamés correntinos; nuestra música es hermosa y por eso queremos que todo el mundo la escuche”.

Agustín y Sergio tienen ese arraigo a la música folklórica desde sus infancias. “Si bien en mi casa se escuchaba de todo, lo que abundaba era la música tradicional”, recuerda Agustín. “Los Tucu Tucu, Mercedes Sosa, Horacio Guarany, ellos hicieron que el folklore me apasione”. El oído musical de Sergio se desarrolló de la misma manera: “Escucho música folklórica desde que nací”.

“Con el tiempo, nuestras familias también se conocieron y se hicieron amigas”, dice Sergio. “Nosotros nunca dejamos de tocar, en 2011 terminamos la escuela y nos abocamos de lleno al proyecto.” Al año siguiente, el dúo participó del reality Soñando por Cantar -emitido por Canal 13 y con un jurado conformado por Patricia Sosa, Alejandro Lerner, Oscar Mediavilla y Valeria Lynch- y llegaron a la final. La participación televisiva ayudó a Campedrinos a cobrar notoriedad en el ambiente musical y comenzaron a tocar en teatros y festivales importantes y, finalmente, en 2013 lanzaron su primer disco, titulado Magia.

Hasta 2015, los músicos permanecieron radicados en San Pedro y Campana, aunque estaban más de viaje que en sus casas. En ese año, se mudaron a Córdoba Capital y viven allí desde entonces. “Las razones por las que nos vinimos a vivir a Córdoba fueron muchas: el estudio donde grabamos, de la discográfica DBN, está en Córdoba y además solemos tener muchas fechas acá y en provincias cercanas como Tucumán o Salta.” La fuerte amistad de Sergio y Agustín se forjó aún más en estos tres años de convivencia: “La verdad que a esta altura ya somos como hermanos”, dice Agustín.

En 2016, lanzaron su segundo disco, Adrenalina. A raíz del lanzamiento, Campedrinos llegó a tener sus primeras participaciones en festivales importantes como Jesús María y fueron invitados en varias ocasiones a La Peña de Morfi y Sin Estribos, dos de los programas musicales más vistos de la televisión. Esas apariciones televisivas de nuevo ayudaron a su crecimiento como banda.

“No nos gusta mezclar al folklore con el rock”, cuenta Agustín en referencia al estilo folklore fusión, que mezcla sonidos autóctonos con guitarras eléctricas. “Si bien en nuestra banda hay una batería y un bajo, nuestro sonido es netamente folklórico”, relata y sigue: “Nosotros hacemos folklore festivalero, canciones alegres y bailables”. Tal es así, que su último disco, lanzado a mediados de este año, se llama Festivalero. El lanzamiento marcó un quiebre en la carrera de Campedrinos, ya que fue producido íntegramente por el folklorista Facundo Toro y tiene colaboraciones con artistas como el Chaqueño Palavecino y Guillermo Novellis, vocalista de La Mosca.

En 2017
En 2017, obtuvieron el premio Consagración en el Festival Nacional de Música Popular y una Mención de Honor en el Festival del Pescador.

Se vienen tiempos movidos para los Campedrinos, con una extensa gira de verano en la que presentarán Festivalero. “A pesar de que empezamos hace bastante, vamos alcanzando metas de a poco” , dice Agustín. “Todavía nos falta mucho y esa es la mejor parte.”

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos