El «shitpost» como movimiento artístico del mundo cibernético

TAPA PARA NOTA SHITPOST

Por Nicole Giser

El concepto de “shitposting” nació como una jerga de Internet que aludía al acto de publicar contenido “basura”, “random”, o sin sentido, en los foros virtuales. Algunos de los sitios donde más circulaban estas imágenes y videos, eran 4chan, la Encyclopædia Dramática o Penny Arcade, donde se debatía sobre manga y anime. El fenómeno cibernético, que también puede clasificarse como una corriente de memes más absurdos que los tradicionales, se vale de la superposición de imágenes de baja calidad, iconografía popular, paletas de colores excéntricos y sonidos saturados, con referencias inconexas o, muchas veces, sin sentido. En los últimos años, el shitpost despegó de los submundos de Internet y comenzó a circular en redes sociales más populares como Instagram, Twitter y Tumblr, cada vez más. El mundo de los memes y sus hacedores, entonces, abrieron una vez más -a través de este concepto- la brecha que cuestiona los límites para la definición de “arte”. 

“Hay reglas estéticas para cómo se debe ver el shitpost, para las temáticas que tiene que abordar y para cómo tiene que abordarlas. Esta estética es la de imágenes pobres, de baja calidad, que el mismo Internet genera pero que se dejan de lado y se convierten en basura”, dice Fausto Castoldi, la persona detrás de Dislexical, cuenta de Instagram donde produce y comparte sus propios memes shitpost. “No conocía el shitpost hace algunos años. De repente me empecé a encontrar con estos memes sin sentido, como una foto con la cara de Menem y un tenedor al lado, y el chiste era el contraste de los mundos opuestos o el sin sentido en la imagen. Empecé a ver gente que desde ese sin sentido, hablaba de feminismo y de política”, expresa Castoldi. 

Video @Dislexical/@Dislexical_memes en Instagram

El shitpost, al ser un género de memes, a veces funciona como chiste. Pero a diferencia del meme tradicional -de chiste con imagen y remate-, este rompe con la estructura: tiene sus propias reglas estéticas y de humor. Reúne elementos sin sentido y resalta sus contrastes, y esa combinación es, precisamente, la que genera risa. “Hay características del neodadaísmo en el shitpost, sólo que esto es más trash, barato y cibernético. Esta corriente de memes refleja perfectamente el estado del mundo en este momento: una mezcla de tecnología, sin sentido y cultura popular”, interpreta Castoldi, y relaciona al shitpost con el movimiento artístico de los años 60, que destacó en la historia del arte por obras que iban más allá de los estándares estéticos. Los neodadaístas, a partir de las premisas dadaístas de artistas como Marcel Duchamp, se burlaban de la cultura del consumo y al mismo tiempo la alababan, a través de piezas donde lo abstracto contrastaba con íconos e imágenes populares. “El shitpost propone muchas preguntas acerca de lo hegemónico en las imágenes. ¿Por qué una imagen tiene que ser bella o de buena calidad para expresar algo? No necesito una cámara 4k para hablar de feminismo, lo puedo hacer con la misma basura que sobra del Internet”, opina Castoldi. Así como el dadaísmo -movimiento que reflexiona sobre «la falta de respeto al arte como forma de arte»- buscaba probar que cualquier objeto mundano desechado -incluso un urinario firmado bajo seudónimo, como el de Duchamp- podía ser una obra de arte, el shitposting revuelve en la basura cibernética y la transforma en contenidos capaces de conectar a los usuarios virtuales entre sí, a través de pensamientos y emociones en común, como sucede con el arte en sus diferentes formas.

La Fuente y L.H.O.O.Q de Marcel Duchamp
La Fuente y L.H.O.O.Q de Marcel Duchamp

Los memes reflejan, de algún modo, el pensamiento de las sociedades, y le dan la oportunidad a las personas de comunicar posiciones, valores y sensaciones -incluso si son abstractas o no tienen sentido- de forma instantánea. “El shitpost es el tipo de meme transgresor. Expone las miserias de la humanidad en imágenes caóticas e inquietantes, y, en algunos casos, vuelve cómicas esas miserias”, dice Nahuel Trigueros, el músico creador de Batmanposteo y Memeouacho, dos cuentas populares en Instagram que lo llevaron a tener su propia columna sobre memes en el programa Generación Perdida de la radio Vorterix. “Es una forma de manifestación artística evolucionada y accesible. Como en el dadaísmo o el surrealismo, nace de la combinación de imágenes populares, materiales modernos y conceptos absurdos”, agrega Trigueros sobre la relación entre el shitpost y dos corrientes artísticas que, desde sus inicios, cuestionaron el concepto de arte y buscaron romper con sus cánones. Ambos estilos promovían lo irracional, el arte “sin reglas” y se manifestaban contra la idea de belleza. En el surrealismo, que nace influenciado por el dadaísmo, los artistas buscaban crear sin la intervención reguladora de la razón y que sus piezas fueran ajenas a toda preocupación estética y moral. 

View this post on Instagram

Lo mejor que vas a ver hoy

A post shared by SOI BATMAN (@batmanposteo) on

“Mi obra no encajaba en corrientes específicas, y como todo lo que hacía era digital, con tintes humorísticos y paródicos de obras preexistentes, empecé a definirme en estilos como el shitpost”, dice Nicolás Mora, estudiante de Diseño Multimedial en la Facultad de Artes de La Plata, que se dedica tiempo completo a la animación digital (ocupación que consiguió a partir de la difusión que obtuvieron las publicaciones de su cuenta de Instagram, Moranicol.exe). “El shitpost rompe con todas las reglas que el academicismo y el diseño gráfico establecieron y se vale de todos mis recursos preferidos: la superposición de contenido multimedia, paletas de colores anti diseño gráfico, ironía, humor y resignificación de obras de todos los ámbitos. Cambian las realidades tanto para los productores de obras como para los consumidores: cualquiera puede ser un gran artista con muy pocos recursos y mucha imaginación”, agrega el diseñador digital en relación a las nuevas formas artísticas y sus maneras de provocar a las disciplinas clásicas. 


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Nicolas Mora (@moranicol.exe) el

 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos