El padre homicida: el caso detrás del documental

El-Caso-Watts-EL-Padre-Homicida-Netflix-Family

Por Malena Delgado

Mañana se estrena el próximo documental de Netflix, El caso Watts: El padre homicida. Dirigido por Jenny Popplewell y  producido por el ganador del Oscar, James Marsh (La teoría del todo), recopila imágenes inéditas, publicaciones en redes, mensajes de textos, llamadas y videos caseros para contar la verdadera historia detrás del escabroso asesinato de Shannan Watts y sus dos hijas en manos de su pareja.

La cineasta entrevistó a la familia de la víctima en Carolina del Norte y recolectó la información del teléfono y la computadora portátil. Su principal objetivo fue darle una voz a ella y sus hijas en lugar de al asesino. El documental intenta mostrar como funcionaba su relación antes del crimen e intentar revelar qué fue lo que llevó a Chris Watts a cometer el brutal asesinato.

La primera persona que notó la desaparición de Shanann Watts y sus dos hijas fue su mejor amiga, Nichole Atkinson.  Habían acordado  ir juntas a un chequeo médico al hospital, ya que Shannan se encontraba de 15 semanas de embarazo. Pero cuando llegó el día, Nichole no obtuvo ninguna respuesta ni rastro de su amiga por lo que decidió llamar a la policía. El padre de la familia, Chris Watts, parecía preocupado y el escenario insinuaba que ella había decidido marcharse por su cuenta, ya que encontraron su alianza sobre la cama matrimonial. Pero 48 horas después la causa dio un giro terrible.

Las autoridades juntaron varias pruebas en las cuales el marido estaba como primer sospechoso, porque se descubrió que estaba saliendo con una compañera de trabajo. La misma admitió estar en una relación con él pero afirmó que no tenía conocimiento de que era un hombre  casado, sino que él le dijo que estaba arreglando una separación.

Chris fue llevado a declarar, donde negó ser infiel entre otras cosas y fue sometido al detector de mentiras. Después de haber fallado en la mayoría de las preguntas, pidió ver a su padre. Le confesó que Shannan  quería divorciarse y que ella había estrangulado a las chicas y en venganza, hizo exactamente lo mismo con ella. Además agregó que a la madrugada se dirigió al lugar donde trabajaba, que era  de una compañía petrolera, y tiró los cuerpos de las nenas en un tanque de combustible y a unos metros de distancia enterró a su mujer.

Tiempo después la fiscalía dedujo lo que pasó esa noche: cuando ella llegó a su casa. Supuestamente comenzó una discusión, primero ahorcó a su esposa, luego fue a la habitación de sus hijas, sofocó a Celeste de 3 años mientras dormía y por último a Bella de 4 años.

Chris Watts finalmente se declaró culpable de asesinato en primer grado y de varios otros cargos relacionados por la muerte de su esposa, el hijo que esperaba y sus dos hijas, todo para evitar la pena de muerte. Tres meses después terminó sentenciado a cadena perpetua.

Si bien los detalles de culpabilidad han estado claros hace rato, nunca quedó esclarecido el verdadero motivo detrás de las oscuras acciones de «el padre homicida». Partiendo desde el dolor de la familia de Shannan, el documental se centrará en cómo una relación que parecía salida de un cuento de hadas puede terminar con un final sangriento.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos