El nuevo Telefe: impaciente por el rating

Por Florencia Rodriguez

En junio, se abrió una nueva competencia de ficciones nacionales en el prime time de la noche con historias completamente diferentes pero con un tono de comedia que las unía. Por un lado, un quinteto de hermanas, hijas de tres madres distintas que tras el fallecimiento de su padre heredan un hotel y por otro lado, la vida de una joven fanática que hace de todo para que no levanten su novela preferida.

Las Estrellas - Fanny, la fan
Las EstrellasFanny, la fan

Un grupo de mujeres de clase media alta, con personalidades opuestas, se unen a raíz de un conflicto económico y lidian con obstáculos cotidianos como problemas amorosos, desamores e inseguridades. Pol-Ka volvió a apostar por una de sus fórmulas probadas. Primero con Guapas hace dos años y ahora con Las Estrellas.

La propuesta de Fanny, la fan era similar a Los exitosos Pells. Ambos son contenidos de la misma productora, Underground, que otra vez eligió poner el foco en el otro lado de la televisión y el detrás de escena. En este caso, lo cuenta a partir del fanatismo de una adolescente que sufre bullying en el colegio y que, por decisión de su madre, se cría en la soledad frente a una pantalla. Fanny, la protagonista caracterizada por Agustina Cherri, se infiltra como asistente de producción en el canal donde se emite su novela preferida y se da cuenta de que la visión que tenía del mundo de la televisión es muy diferente de la realidad.

Tras el éxito de Educando a Nina, Telefé se asoció otra vez con Underground. Sin embargo, los números no fueron lo esperado para la productora de Sebastián Ortega. Según datos de IBOPE, la novela –que debutó el 26 de junio a las 21.15- sólo logró 11 puntos de rating en su comienzo y durante el transcurso de la noche no pudo igualar ni superar a su competencia. El promedio fue de 12.4 puntos, mientras que Las Estrellas lograron 15.3.

Se estrenaron con un mes de diferencia y eso jugó a favor de las hermanas Estrella ya que captaron al público sin una competencia fuerte del otro lado. Además del beneficio que significa salir en pantalla antes del programa más visto de la noche y estrenar su primer capítulo junto con la apertura de Showmatch. Dos días después del lanzamiento, Martín Ortega, hermano de Sebastián y productor artístico y de casting de la productora, admitió que el comienzo no fue el esperado: «Fanny es un programa diferente. Apostamos sabiendo que iba a llevar tiempo hasta que el público entre en este código. Paciencia».

A las dos semanas, abandonó el prime time de la noche y pasó a emitirse a las 19. El cambio de horario no mejoró las expectativas a nivel rating porque, una vez más, seguía perdiendo contra canal Trece con A todo nada, el ciclo de entretenimientos de Guido Kaczka. En ese horario, el rating llegó a caer a 3,9.

La repercusión

Con apenas 18 capítulos y menos de un mes en pantalla, Telefé decidió levantar la novela y se siguió emitiendo por plataformas digitales. Esta decisión generó una ola de críticas hacía la productora y al canal, y se abrió el debate sobre la crisis de la ficción argentina. En este contexto, Argentores -la sociedad que reúne a los autores de la Argentina- emitió un comunicado: “Los números de rating y publicidad que gobiernan despiadadamente al mundo de la televisión local, actúan como juez implacable cuya sentencia cumple un brazo ejecutor que no duda ni da lugar a apelaciones: «No me funciona, fuera». Esas son las reglas del juego, dicen todos, y a ellas nos ajustamos los que trabajamos en este medio”. Mientras que Sebastián Ortega, el productor de la tira, explicó que “no siempre tiene que ver con el programa y que a veces es el momento, la fecha, a veces se tienen que alinear los planetas”. Además, afirmó que Telefé seguirá apostando por la ficción.

Un año difícil para Telefé

Fanny, la fan era una novela nacional con actores reconocidos y quizás eso fue el disparador para que el levantamiento tome relevancia. Pero también, hubo otros programas que se emitieron por Telefé en este año y que se quitaron de la pantalla en menos de un mes. Y lejos están de ser ficciones.

Tiempo de amar, Línea de tiempo, Acercamos pasado y presente, Marley Presenta.
Tiempo de amar, Línea de tiempo, Acercamos pasado y presente, Marley Presenta.

En el mismo mes que se estrenó Fanny, el canal retiró del aire la novela mexicana Tiempo de amar que había comenzado el 15 de mayo. Con un promedio de 5.4 puntos en sus 18 emisiones, el 7 de junio fue el último capítulo al aire y la historia se podía seguir a través de la página web del canal. Soledad Silveyra, una de las presentadoras de los capítulos junto a Osvaldo Laport, expresó su dolor: “La novela no funcionó y Telefé levantó Tiempo de Amar. Siento tristeza, ya que lo pasaba bárbaro con el equipo, gente maravillosa y talentosa”.

Pero nadie más que la conductora se manifestó contra la interrupción del programa. Tal vez, porque era un producto extranjero y las asociaciones de actores de Argentina no quieren las latas de otros países. Pero tampoco hubo reclamos por el ciclo de entrevistas conducido por Matías Martin, Línea de Tiempo, que sólo duró seis emisiones con un promedio de 6.2 puntos. Menos aún por el programa conducido por Mariano Peluffo y Julieta Prandi. Acercamos Pasado y Presente (APP), un programa de archivos, que llegó apenas a cuatro programas luego que de Telefé decidiera sacarlo de su grilla. También levantaron Marley presenta, un ciclo de biografías a diferentes personalidades.

En agosto, el canal renovó su grilla de los sábados a la noche y de los cuatro ciclos nuevos, sólo uno continúa al aire y es PH, podemos hablar. Según los promedios de IBOPE, ninguno de los otros tres programas superaban los siete puntos de rating por lo que las autoridades decidieron no renovarle los contratos a los conductores y tomaron la decisión de sacar del aire sus programas.

Nuevas autoridades

Darío Turovelzky, Pierluigi Gazzolo y Guillermo Campanini en la presentación de los estudios de Telefe.
Darío Turovelzky, Pierluigi Gazzolo y Guillermo Campanini en la presentación de Viacom con Telefe.

En 2016 Viacom, uno de los mayores grupos de medios a nivel mundial, compró Telefé. Y los cambios llegaron un año después con los nuevos directivos. El presidente de la entidad es Pierluigi Gazzolo, quien estableció su equipo que comanda el canal. Guillermo Campanini como director general de operaciones y Darío Turovelzky como director de contenidos globales. Este último puesto era de Tomás Yankelevich, quien renunció a Telefé por razones profesionales y personales.

La empresa estadounidense también tiene otros canales en Reino Unido y señales de TV paga como MTV, Nickelodeon, Comedy Central y Paramount Channel. Su proyecto a corto plazo es convertir a Telefé en una productora multiplataforma de contenidos para el mundo apuntado al público familiar. «Compramos Telefé por su gente y como se ve, su gente se queda. Y no sólo se queda, sino que tendrá responsabilidades adicionales en Viacom», afirmó Gazzolo en marzo. Sin embargo, el rating no lo acompaña, por lo menos en este año.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos