Editoriales Independientes: Malena Saito cuenta cómo atraviesa la crisis

file-21
Por Guillermina Gatti y Dalma Olazar

“La industria del libro podría lograr un equilibro cuando se vaya el presidente Mauricio Macri, cuando volvamos a tener un gobierno al que le importe tener políticas que favorezcan la cultura”, declaró la escritora, librera y editora independiente Malena Saito.

El año pasado, el presidente de la Nación realizó una reforma que convirtió el Ministerio de Cultura  en Secretaria junto con las áreas de Educación, Ciencia y Tecnología. De esta manera se recortó el presupuesto, y junto con la crisis que atraviesa el país, la inflación y la suba de tarifas, las editoriales independientes no atraviesan su mejor momento. “Espero que cambiemos de gobierno porque si seguimos a este ritmo nos vamos a quedar sin editoriales independientes”, dijo Saito.

-¿Cuál es la situación actual de las editoriales independientes?

-Está muy mal la cosa, se disparó el precio del papel porque subió bruscamente el dólar. Cada vez es más difícil publicar y eso también me afecta como escritora porque al haber menos plata, los libros salen más caros, hay menos novedades, no se apuesta tanto a un autor o autora que no se conoce como se podía hacer antes. Ahora lo que se publica es lo que casi seguro se vende y eso hace que las editoriales se pongan un poco más conservadoras en sus catálogos, se reimpriman títulos más clásicos en vez de autores jóvenes y eso es un desastre. Tengo una librería y trabajo hace mucho tiempo. Nunca vi una suba de precios tan grande como la de estos dos últimos años, cada tres meses hay que subirlos y eso hace que un libro independiente no pueda ser competitivo en el mercado.

Saito es dueña de la librería Luz Artificial junto a Micaela Zyniak, donde brindan talleres de escritura a jóvenes. Venden únicamente libros publicados en editoriales independientes y en su mayoría de autoras.

– ¿Qué es lo que más destacas de las editoriales independientes?

– Me parece que las independientes son quienes laburan el oficio, realmente el editor independiente es una persona que labura el libro y se compromete con el material. Muchas veces se cree que las editoras independientes, porque son más mujeres que hombres, publican todo lo que venga, y no, justamente construyen un catálogo más cuidado, apuntan a lo que desean publicar. 

– ¿Por qué elegiste publicar en una editorial independiente?

– Por muchas razones, primero tenía una editorial que se llamaba Elemento Disruptivo y no quería auto publicarme, me parecía que estaba bueno que otra editorial se interesara en mi material. La poeta Nadia Sol publicó en su portal “Escritura sin límite” fragmentos de poemas de mi libro Amigas, y me contacto Marcos Grass, editor de Santos Locos, al igual que otros dos editores. Finalmente elegí publicar con Marcos porque tenía una propuesta más concreta a nivel tiempos, distribución y pagos. Ahora, si tendría la propuesta de Planeta lo publicaría.

¿Cómo fue el proceso de publicación del libro?

– Una vez que puse en orden los poemas, los mandé a un concurso para el Fondo Nacional de las Artes y después a Marcos (Grass). Al tiempo nos juntamos y trabajamos la corrección de los poemas previo a la publicación. Después lo que tiene que ver con el armado, la editorial decide la tapa, el formato y cuándo se va a presentar. Una como autora puede decir quién se lo presenta y dónde pero después se encargan ellos de los arreglos. La editorial también es la encargada de imprimir los ejemplares y la cantidad que crean que se va a vender.  Por ejemplo para mi libro hicieron 200 y se agotaron en la feria, ahora estamos esperando una reimpresión.  Con respecto a los gastos, la editorial pone toda la plata que conlleva la publicación y a mí me paga los derechos de autor que se cobra dos veces al año, un porcentaje de esas ventas. Igualmente hay que decir que hoy en día es muy difícil que te publiquen un libro si no te conocen de nombre y si tampoco circulas en espacios literarios.

– ¿Llegan a cubrir todos los gastos en tu librería Luz Artificial?

– Con esta librería sí, porque no es un local, es parte de mi casa. Lo que no se logra es ganar plata a raíz de esto, yo tengo que hacer miles de trabajos como freeflancer, talleres y trabajar en diferentes lugares para sostener esto. Muchos dicen que a pesar de no cubrir los gastos igualmente lo hacen por amor. Con eso lo único que se logra es que se siga reproduciendo una y otra vez un mercado donde no tenemos laburo las personas que nos dedicamos a esto y que dejamos la vida. Los editores dejan la vida en su editorial, yo dejo la vida en mi librería y son espacios que es muy importante que sigan existiendo, las editoriales independientes por ejemplo, porque posibilitan que un montón de autores puedan ser conocidos a partir de eso, puedan publicar, puedan escribir, su material pueda circular, entonces aunque sea por amor hay que sostenerlo, con una compra activa en esas editoriales, con estar visibilizando a partir de las notas y en las redes.

-¿Cuál es para vos el futuro de la editorial independiente?

-Espero que cambiemos de gobierno porque si seguimos a este ritmo nos vamos a quedar sin editoriales independientes. Están publicando muy poco material. Hoy en día es muy complicado porque te lleva mucha plata y mucho tiempo llevar adelante una editorial independiente, antes se podía costear con un trabajo part time pero ahora la gente tiene que salir a laburar de otra cosa sí o sí. Entonces las editoriales están con el catálogo parado, complicadísima la cosa. Por ejemplo, en mi caso, se publicaron 1000 ejemplares en un año que todavía se están pagando. Tengo listo mi segundo libro y nadie me lo puede publicar. Probablemente se va a lograr un equilibrio en la industria del libro cuando se vaya el presidente  Mauricio Macri, cuando vuelva a haber un gobierno que le importe tener políticas que favorezcan la cultura. La CONABIP, Comisión Nacional de Bibliotecas Populares, en un momento entregaba plata para que se invirtiera plenamente en las editoriales independientes, no en Alfaguara que no lo necesita. Y eso se cortó, se fueron los precios al carajo, el libro tiene precio de venta único al público entonces es muy difícil hacerlo rendir porque sea donde sea tenés que cobrar lo mismo.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos