Disney estrenó Mulán por streaming y con muchas críticas en su contra

02752af4-c652-4ccf-af4a-45735d27bdbf

Por Camila Jarsun

Entre elogios, críticas y controversias, el pasado viernes se estrenó la versión live action de Mulán. La película iba a ser estrenada el 27 de marzo, pero la pandemia atrasó los planes. Finalmente, Disney decidió cancelar su estreno en salas y lanzarla en su plataforma de streaming con un cargo extra de treinta dólares.

A diferencia de las otras live actions, Disney eligió hacer algo diferente con ésta, ya que no copia las escenas de la animada, sino que se basa en la leyenda folclórica de Mulán. Aún así, la premisa es la misma. Tras el llamado del emperador para que un integrante masculino de cada familia se presente a la guerra, Mulán, interpretada por Liu Yifei, pretende ser un hombre para sustituir a su padre. A diferencia de la película del 98, esta no es un musical. Nadie canta, aunque algunas líneas de las canciones están incorporadas en el diálogo, además de sonar en forma instrumental . También se nota la ausencia de ciertos personajes, como la abuela que es reemplazada por una hermana, Li Shang, el dragón Mushu y el grillo de la buena suerte, que pasó a ser un soldado.

La directora, Niki Caro (Un refugio inesperado), prefirió hacer una versión más realista, que siga más en concreto la evolución personal de Mulán. “Parte de adaptarla a acción real es comprometerse con el realismo de su viaje, donde tuvo que establecer esas relaciones con sus compañeros soldados», dijo al contar las razones tras la decisión de dejar a Mushu fuera. “Resulta que la audiencia tradicional china no pensaba particularmente que esa fuera la mejor interpretación del dragón en su cultura”, explicó el productor Jason Reed, quien se basa más en una lectura del público y la taquilla china, ya que Mushu, protector de Mulán, era el compañero tonto y cómico dentro de la trama.

mushuSin embargo, la película mantiene algunos tintes mágicos, ya que, después de todo, sigue siendo propiedad de Disney. A Mulán esta vez la acompaña un ave fénix, que la guía cuando se encuentra perdida en sí misma y le recuerda sus virtudes. En cuanto a Shan Yu, líder de los Hunos y villano original de la película, en esta historia es acompañado por Xian Lang, una bruja que puede transformarse en halcón y ocupar el cuerpo de otras personas. Su personaje tiene una historia paralela que la convierte en una trágica heroína. Por otro lado, Mulán no se une a las tropas como una guerrera torpe y sin experiencia, sino que hace uso de su Chi, término que no aparece en la original. En la cultura china es la fuerza de la energía, el yin y el yang. Manejarla es visto como un arte y el camino a controlar las artes marciales de forma natural. Aunque su padre intenta que no haga uso de estas habilidades para que pueda ocupar el rol de mujer, Mulán se muestra como realmente es, y al seguir los principios guerreros “leal, valiente, verdadero”, logra canalizar del todo su Chi para vencer en las batallas.

En esta versión, su nombre es Hua Mulán, ya que sigue a la balada original, mientras que en la animación eligieron cambiarlo a Fa Mulán para que sea más aceptable al oído occidental. La “Balada de Mulán” es un poema de 360 palabras escrito por un poeta anónimo. En éste, la heroína viaja con la bendición de sus padres y se mantiene escondida en el ejército por 12 años. Cuando le ofrecen un puesto oficial ella lo rechaza para volver con su familia y muestra para sorpresa de todos que en realidad es una mujer. Hay también otra versión de la historia en la que el emperador tiene una hija que descubre el secreto de Mulán, pero en vez de delatarla se convierten en “Laotong”, un lazo que las une como hermanas gemelas por la eternidad. Cuando Mulán vuelve a casa, descubre que su padre murió y que su madre se volvió a casar, por lo que le ordenan convertirse en concubina. Para no enfrentar ese deshonor, elige suicidarse.

Si bien Disney se encuentra muy conforme con los resultados obtenidos hasta ahora con la película, se enfrenta a algunos problemas inesperados, como los boicots. No solo el filme es criticado por no ser lo suficientemente asiático, norteamericano o parecido a la animada, sino que también activistas de los derechos humanos pidieron sabotearlo. En los agradecimientos finales de los créditos se mencionan a agencias gubernamentales de Xinjiang, región china acusada de persecución a minorías étnicas, donde los muslmanes son detenidos y torturados en campos de concentración. Antes de su estreno, partidarios de las protestas antigubernamentales de Hong Kong también se armaron contra la película, al enterarse que la actriz que interpreta a Mulán defiende la brutalidad policíaca en manifestaciones. También tuvo que lidiar con las protestas de los dueños de los cines, más que nada por parte de las pequeñas distribuidoras, luego de que la productora decidiera posponer su estreno en la pantalla grande.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos