Delia Cancela: moda, arte y reposeras

delia-cancela
Por Sara Fernández 

Delia Cancela es una de las artistas más influyentes de la Argentina. Nació en octubre de 1940 en Buenos Aires y estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes, en donde conoció a su futura pareja, tanto de vida como de trabajo: Pablo Mesejean, “un importantísimo compañero, amigo y amor”, como lo describe ella. Vanguardista de los años 60 en el Instituto Di Tella, introdujo el lenguaje de la moda en el arte. Actualmente se puede visitar su muestra Entre, repose…es sólo por el placer, que está en el Centro Cultural Kirchner hasta el 30 de noviembre y donde los visitantes pueden sentarse en unas reposeras intervenidas por la artista. 

Entre 1969 y 1999, residió en Nueva York, Londres y París. Hoy alterna su vida entre Buenos Aires y París, en donde vive su hija.  Su trabajo fue publicado en libros y en prensa: Arte Visual en el Instituto Di Tella, The Fashion Book, Dictionnaire de la moda au XXeme Siècle, Vogue, Le Monde y Elle, entre otros. Expuso tanto en Buenos Aires (Fondo Nacional de las Artes, Centro Cultural Borges, Fundación Klemm, Fundación Proa, Museo Nacional de Bellas Artes, Instituto Di Tella) como en Londres (Judith Clark Gallery), Amsterdam (Metis, NL Gallery), Tokio (The Ginza Art Space) y París (Galerie Monbrison, Biennale de Paris, Musee d’ Art Moderne de la Ville de Paris). En 2001 recibió el Premio Directorio del Fondo Nacional de las Artes por su trayectoria artística; ese mismo año la galería londinense Judith Clark presentó la muestra Pablo & Delia: The London Years 1970-75. En 2013 la nombraron como personalidad destacada de la cultura por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Delia Cancela es sinónimo de femineidad: en sus obras hay largos cabellos erizados, una especie de espejo de su propio look. Recuerda cuando tenía 8 años y miraba las revistas que vendía su padre. Un día en una de ellas vio la imagen del diseñador francés Jacques Fath y se enamoró de la moda. Fath y Yohji Yamamoto son algunos de los creadores y artistas que marcaron su arte y que admira hasta el día de hoy.

En sus comienzos quiso experimentar con la moda del exterior. Paralelamente, le tocó vivir una de las mejores décadas del séptimo arte, pero hoy -dice- “la alfombra roja destruye la moda y el diseño”. Logró viajar y trabajar de lo que ama, algo que, dice depende en parte de la visión y cierto sentido comercial y -mucho- del contexto que le toca a cada uno: “Cuando la gente no tiene recursos, es muy difícil”. 

Después de vivir treinta años en las capitales del arte y de la moda, hoy asegura: “No estoy en el ruido, no me interesa”. La segunda visita de Jean Paul Gaultier a Buenos Aires, el pasado 20 de octubre, revolucionó a la farándula argentina y ella fue una de las invitadas a compartir el té con el modisto francés en el Café de Los Angelitos. Cancela decidió no ir porque “no le gusta el cholulaje”.

Respecto a los artistas argentinos en la actualidad, Cancela destaca a Claudia Fontes, que representará a la Argentina en la Bienal de Venecia 2017. Pero sobre la situación local, se muestra poco optimista: “No hay empresarios, no están preparados para realizar desfiles”. Para Cancela, el ambiente local de la moda debería formarse con especialistas extranjeros, con más rodaje.

Dueña de una vida intensa, mundana, tal vez -al menos vista desde afuera- glamorosa, su filosofía es que la felicidad sólo dura unos minutos. “¿Cómo podés ser feliz con lo que pasa en el mundo?”.

Arte para bajar las revoluciones

img_5770
Reposeras intervenidas por Delia Cancela

  Entre, repose…es solo por el placer: el espacio intervenido por Delia Canela en el Centro Cultural Kirchner invita al público a sentarse y tomarse unos minutos para leer, descansar o escuchar música. Son cien reposeras de madera y lona con estampas de gatos con las que la artista evoca sus vacaciones en las playas de Mar del Plata cuando era chica, o un parque de Londres, o el jardín inglés del fondo de su casa, o las tardes en la fuente del jardín del Palais-Royal de su amado París.

La muestra en el viejo Palacio de Correos se puede visitar hasta el 30 de noviembre con entrada gratuita. Y el viernes 25, desde las 19, es la última fecha para disfrutar de Psico-Delia: intervenciones sonoras en la obra de Delia Cancela, en las que músicos independientes pop ocupan el centro de la isla y pasan música para que los visitantes la escuchen sentados en las reposeras intervenidas. 

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos