Benito Cerati: “Mi zona de confort es no tener zona de confort”

Por Belén Rodríguez

Benito Cerati se prepara para la salida del tercer disco de su proyecto Zero Kill: Unisex. El hijo del cantante Gustavo Cerati y Cecilia Amenábar, de visita en TEA Arte, habla de su compromiso con las causas sociales, la música, su superación personal y cómo influyó el reciente documental de NatGeo sobre su padre en su familia.

“Hasta mi terapeuta dijo que con este disco empieza otra historia”, afirma orgulloso el vocalista de Zero Kill. Cuando cuenta que tuvo que atravesar el dolor para poder fortalecerse y renacer,  repite de forma constante la palabra “metamorfosis”. Para él cambiar es sinónimo de mejorar. “En un momento me fui de viaje, solo, por lugares donde no me conocía nadie. Y me descubrí valiéndome por mí mismo, conociendo gente por mí. Me hizo darme cuenta de mis capacidades. Este disco es más yo que nunca: me representa a mí y a mi vida”, proclama Cerati. 

Sin duda el momento más emotivo de la conferencia fue cuando contó la experiencia de colaborar con la serie documental de cinco capítulos que produjo Underground para National Geographic, BIOS. Vidas que marcaron la tuya. El domingo 25 de noviembre a las 22 se podrá ver el capítulo dedicado a repasar la vida y obra de su padre, Gustavo Cerati. “Está muy bien hecho, es muy respetuoso. Yo tengo una fobia total a las cosas póstumas de cualquier artista, pero colaboré un montón. Inconscientemente, en la familia lo aceptamos porque sentimos en cierto punto que todos estuvimos trabados. Fue como un volver a encausar nuestras vidas y poder salir de todos los años que pasamos en hospitales y esas cosas tan desgastantes. Nunca pudimos recuperarnos. Entonces, queríamos salir de eso y revisar nuestra historia. Animarnos a enfrentar eso que nos trababa, que era el antes, en donde todo estaba mejor. Nos pusimos a ver esos videos y fotos, el documental un poco nos obligó a hacerlo, para poder sanar y cerrar y salir adelante, que de hecho fue lo que pasó. Toda la familia hoy en día está con sus proyectos. Antes del documental nadie se animaba a hacer nada. Ahora floreció todo y creo que eso es lo que más se destaca del documental, más que lo bien hecho que está, lo bien que nos hizo a nosotros como familia”, dice el artista.

Su principal desafío en la música es seguir siendo auténtico. Asegura que desde chico nunca estuvo en sus planes agradarle a todo el mundo, y entre risas declara: “Siempre hay necesidad de que yo haga algo parecido a lo de mi padre,  por lo que siempre hay una decepción constante”. Además, menciona que no está en su cabeza todo el tiempo saber que es “el hijo varón de”. Y a raíz de esto, confiesa que por esa condición le ofrecieron muchas cosas que él no aceptó.  “Siempre pensé que era músico, y hoy pienso que soy una persona que hace música entre otras cosas. Más crezco y más intereses encuentro. Me considero una persona sensible y en búsqueda permanente”.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos