Autocines: el regreso de un negocio que parecía muerto

autocine madrid

Por Milagros Vallejos Soto

La semana pasada se inauguró en San Isidro el primer autocine del Área Metropolitana de Buenos Aires desde el comienzo de la cuarentena. Con capacidad para 60 vehículos y su propio servicio gastronómico, “Autocine al río” se suma a los otros cinco predios que ya habían abierto en el resto del país, reviviendo la forma de entretenimiento que se hizo popular en la década del 50.

Mientras las salas permanecen cerradas con un futuro todavía incierto, distintos empresarios de la industria del entretenimiento y la gastronomía se las ingeniaron para ofrecer un servicio que cumpliera con las medidas de prevención, así como también hubo secretarías de turismo y municipalidades que desearon proporcionarlo de manera gratuita. Las carteleras varían entre estrenos de los últimos tres años, hay desde estrenos de hollywood, hasta franquicias de acción y opciones para toda la familia.

En mayo reabrieron un total de 150 autocines en Estados Unidos, reviviendo un negocio que parecía extinto en esta última década. Así se sumó Europa a la tendencia inaugurando estos espacios en varios países, como fue con el de Alicante, España, que con una disponibilidad de más de 400 vehículos se mantiene como el más grande del continente. Mientras tanto, en Argentina Catamarca fue la pionera en resurgir este tipo de entretenimiento. A principios de junio, el predio ferial de la provincia dispuso un espacio con una única pantalla de 10m x 5m al que podían ingresar 200 autos por función, pagando una entrada de 500 pesos. Sin embargo, tuvo que ser cerrado a menos de un mes de su lanzamiento, cuando aparecieron los primeros casos de coronavirus en la región.

En julio, con el atractivo de las vacaciones de invierno, fue cuando terminaron de incorporarse los autocines en distintas puntas del país. En Posadas, Misiones, el complejo Imax del Parque del Conocimiento ofreció dos funciones gratuitas de Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw, abiertas a un público limitado de 100 vehículos. Para el fin de semana largo del día de la independencia se sumó la capital de San Juan, con un predio en la playa de estacionamiento del shopping Espacio San Juan, que además de estrenos de los últimos años, emitió también las tesis de La Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC). También Santa Rosa, con un espacio habilitado en la Laguna Don Tomás, con capacidad para 300 autos y la implementación de un servicio gastronómico mediante Whatsapp. Y por último, la comuna de Ramona de la provincia de Santa Fe, abrió también un pequeño autocine para sus vecinos, donde incluso dispusieron vehículos para quienes no tenían.

El complejo que abrió en zona norte partió como iniciativa del restaurante Malloy’s, que durante la antigua “normalidad” atraía a cientos de comensales con su atractiva vista al Río de la Plata. Sobre un amplio espacio verde montaron tres pantallas que se sostienen sobre camiones, dispuestas ante un sector limitado para 60 autos. La capacidad permitida por vehículo depende de los habilitados en el mismo, mientras todos cuenten con cinturón de seguridad, pero el precio de la entrada no varía: se cobra $1200 pesos por automotor. En cuanto al sistema de sonido, los espectadores podrán sintonizarlo a través de una señal de radio que se podrá captar desde cada equipo de audio particular. Además, ofrece una moderna propuesta gastronómica, con entregas directas en las ventanillas. A diferencia de los que abrieron en otras provincias, el predio de San Isidro se arriesgó con una disponibilidad de martes a domingos y en dos horarios, que por ahora le viene funcionando con funciones llenas.

autocineEn el permiso que otorgó la comuna con el Protocolo para la actividad de autocines a cielo abierto en el Partido de San Isidro exige que sean cumplidos los siguientes requisitos:

  1. El servicio de autocine podrá brindarse siempre que las condiciones climáticas lo permitan, y en caso de que las lluvias o tormentas persistan deberán suspenderse las presentaciones.
  2. En caso de brindarse dos o más funciones por día, las mismas deberán programarse de tal manera que permita la limpieza del predio y sanitarios.
  3. Los organizadores deberán llevar un registro y elevarán a la Secretaría de Inspección General el listado de los concurrentes a cada función, con la información completa del vehículo y sus ocupantes.
  4. Se deberá gestionar un medio de comunicación para que los espectadores o deban descender del vehículo ante alguna necesidad o reclamo. Los módulos de estacionamiento deberán respetar un ancho mínimo de 2,50 metros y un largo mínimo de cinco metros.
  5. En caso de que se ofrezca servicio de gastronomía, los ocupantes no podrán descender de los vehículos. El personal que realice la entrega deberá respetar las medidas de prevención ante el COVID-19, y deberá utilizar los elementos de protección personal: tapabocas, guantes de látex descartables y máscara.
  6. Se les obliga a todos los asistentes ingresar con un “kit de desinfección”, circular con las ventanillas de los autos abiertas o con el equipo de aire acondicionado en ventilación, comprar las entradas por internet y usar siempre tapabocas.Además del mencionado, el partido de San Isidro también abrirá un complejo en la playa de estacionamiento del Shopping Soleil que regirá bajo el mismo protocolo. Por otro lado, también se espera que abra uno en Pilar y otro en la provincia de Tucumán. Mientras todavía no hay noticias sobre el regreso de las salas tradicionales, la idea de cambiar las butacas por los asientos de los autos comienza a sonar cada vez más cercana.
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos