Así recuerdan a Bowie en el Hansa Studio

david-bowie-1976
Por Lucía Matusevich

Entre al edificio en la calle Köthener al 38, en Berlín. Suba al primer piso y encuéntrese con los retratos que Gavin Evans hizo de David Bowie: están colgados porque el 8 de enero festejaron lo que podrían haber sido los 70 años del músico. Camine un poco más, por el pasillo, y vea las fotos de Iggy Pop tomadas por Esther Friedman. Cierre los ojos e imagine que es el año 1977. Usted se encuentra en el Hansa Studio.

Hansa nació como un pequeño estudio de grabación en 1960, fundado por Peter y Thomas Meisel. La casa de la calle Köthener la compraron en 1976 para expandirse. En su momento, era la única construcción en la calle: se podía ver el muro a la derecha. Para ese entonces, la fama ya la tenían por ser una de las compañías musicales más importantes de Alemania. Pero el reconocimiento internacional llegó en 1977, de la mano de David Bowie. Hoy, el estudio ofrece visitas guiadas de la mano de Thilo Schmied. Pero una vez cada tanto, algunos afortunados pueden encontrarse ahí con Eduard Meyer y Peter Burgon.

“David llegaba al estudio, se quedaba una semana sentado en el piano escribiendo. Yo pasaba a preguntarle si quería un café, pero se limitaba a decir que no”, cuenta Edu Meyer, el ingeniero de sonido de Heroes. “Vino a Berlín para desintoxicarse. Era una persona muy distinta a la que se veía en el escenario”. La leyenda cuenta que Bowie se inspiró en el muro, en eso que dividía a las personas, para escribir las letras del disco.

Entre a lo que era la sala de grabación en el 77. Podrá ver una especie de teatro, de techos altos, con cortinas largas en cada ventanas y un pequeño escenario. Hoy se usa para presentaciones en vivo, pero a veces se graba. Lo especial de este espacio es que hace que la música suene como una, en lugar de tener cada instrumento y sonido aislado: se ponían micrófonos alrededor de la habitación, para captar el todo. ¿Y la sala de control? No se ve, está en otro cuarto aislada, pero hoy es un bar.

Escuche “Heroes” atentamente. Fíjese que la voz de Bowie sube. Tony Visconti dirá que fue planeado, pero Peter Burgon, el otro ingeniero que trabajó en las grabaciones de Berlín-77, dirá que no: “Habíamos puesto micrófonos cerca de los techos y uno para David tapado por una cortina. Cuando volvemos a la sala de control me doy cuenta de que no había prendido el de David, pero Edu me dijo que grabáramos así la primera toma porque ya había comenzado. Cuando termina, lo escuchamos con Tony y dijo que le gustaba cómo sonaba la voz, así que nunca prendimos el micrófono”.

Caminar por el Hansa Studio es viajar al pasado, pero un pasado que está vigente. Cuando Burgon fue a una fiesta en los 90, en Londres, sonó “Lust for life” y un grupo de personas estaba contento porque se trataba de la canción del momento, gracias a su aparición en Trainspotting. Pensaban que Iggy la había hecho hace poco. Burgon tuvo que aclarar que no. “¿Y vos cómo sabés?”, le preguntaron. Su respuesta: “La voz que escuchás en el coro es mía”. Los grandes discos que pasan a la historia, como cualquier obra de arte, tienen esa cualidad de la eterna juventud: encuentran la forma de renovarse generación a generación.

El Hansa Studio es la madre de grandes obras, es donde se germinaron. Si tiene suerte, cuando termine el tour, suba al actual estudio de grabación, de la mano de Meyer, Burgon y Thilo Schmied. Ahí, ellos se da el gusto de poner en los parlantes “Heroes”, “The passenger” e incluso “One”, del álbum Achtung Baby de U2, en donde la técnica para grabar a Bono es la misma que se usó con Bowie en “Heroes”.

Burgon recuerda: “Cuando estaba ayudando a Jimmy (Iggy Pop) con los coros de “Lust for life”, veía a Edu sentado moviéndose en su silla, pero no se animaba a venir y cantar conmigo. Todo esto se trataba de la diversión, David y Jimmy querían pasarla bien. En serio se trataba de la lujuria por la vida”.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos