Ahora youtuber se dice streamer

Por Luis Durán, Antonella Ferretti y Rocío Llano

La industria de los exitosos youtubers está mutando y con cada nueva plataforma la posibilidad de pertenecer a esta generación de estrellas se extiende a más personas. Demostrar mucha creatividad en el menor tiempo posible es la clave para la fama en las redes sociales. Eventos como el Club Media Fest, que tendrá su nueva edición el 10 de diciembre en GEBA, convocan afiguras internacionales como Fernanfloo, Juanpa Zurita y Germán Garmendia, conocido como Hola Soy Germán.

Hace más de una década que YouTube cambió las reglas para la difusión de material audiovisual. Pero el consumo masivo de nuevas aplicaciones hizo que los famosos youtubers migraran a ellas. Instagram, que comenzó con un límite de grabación de quince segundos, aumentó su tiempo a un minuto. Snapchat se mantiene como el soporte más breve, con diez segundos por video y su cualidad efímera, al borrarse pasadas las 24 horas. Las cortas duraciones acompañaron a una nueva camada de comunicadores, que ya no se definen sólo como instagramers o snapchatters, sino como streamers al ser parte de varias redes.

Desde hace aproximadamente un año, la cantidad de visitas en YouTube disminuyó notablemente. El youtuber colombiano Sebastián Villalobos, con más de 3 millones de suscriptores tenía, hace 11 meses, un promedio de 800 mil reproducciones mensuales. Hoy sus videos rondan las 400 mil y no llega con facilidad al millón, un margen necesario de superar en relación con la cantidad de seguidores. Juan Pablo Jaramillo, famoso por haberse declarado abiertamente homosexual en uno de sus videos, atraviesa el mismo proceso. Pasó de 5 millones de vistas cada dos meses a 400 mil.

Actualmente, sus cuentas de Instagram superan la cuota de seguidores de YouTube y logran un número de visitas superior con videos más cortos y de menor producción. Villalobos cuenta con 4 millones y medio de fans en esta plataforma, sus fotos superan notablemente los 150 mil likes y sus videos están por encima de las 200 mil reproducciones.

Un vídeo publicado por Sebastián Villalobos (@sebbbbas) el

Aunque sus participaciones en otras plataformas no cuentan con videos producidos como los clásicos de YouTube, sí son bastante constantes y activos. La cercanía y la inmediatez de estas aplicaciones logran que sea más sencillo acceder a sus canales. Instagram ya superó la barrera de las 500 millones de descargas y se está reinventando al estilo de su actual competidora Snapchat, que superó a Twitter en el ranking con más de 100 millones en el último año.

No todo es YouTube

Belu Lucius, la novia del rugbier Javier Ortega Desio, integrante de Los Pumas, se hizo famosa luego de su viaje al Mundial de Rugby 2015, por haber transmitido vía Instagram lo que pasaba en su viaje junto a la Selección Argentina. Desde entonces, es una de las personalidades más influyentes de la red social, superando los 900 mil seguidores.

Magalí Tajes es otra de las figuras argentinas que se destacan en la web. Empezó haciendo videos cortos sobre sus días en la Universidad de Buenos Aires, donde cursa la carrera de Psicología, además de formarse en guión y teatro. En 2012 comenzó a hacer stand up en bares y teatros chicos. Llegó a Instagram un año después y está muy cerca de la barrera de los 300 mil seguidores. Arde la vida, su primer libro, fue publicado en 2014 y va por su tercera edición. Allí relata historias de amor, amistad y aventuras en forma de poesía.

En 2014, Federico Cyrulnik comenzó haciendo videos en Instagram con sus mascotas, en especial con su perro mestizo Tito, por lo que creó el hashtag #TipicoDePitbull a modo de broma.  Gracias a su popularidad se desligó un poco de los animales para empezar con videos sobre cotidianidad. Su éxito radica en el uso de papelitos: escribe el tema del cual hablará durante todo el video y se lo pega en la frente mientras hace su sketch. Hace cuatro años, Cyrulnik ganó el programa Comic Show, emitido durante el segmento de La cocina del show de Canal 13.

Un vídeo publicado por Federico Cyrulnik (@fedecyrulnik) el

En vivo

La fama que ganaron los streamers en la web les sirvió también para despegarse de internet, con nuevos proyectos que incluyen libros, trabajos en televisión y teatro. Incluso se han organizado espectáculos especialmente dedicados a ellos.

El Club Media Fest fue uno de los eventos más trascendentes de la generación Z en la Argentina. Se realizó dos veces el año pasado y reunió a figuras internacionales como el Rubius, Luzu Lana y Werevertumorro con sus seguidores, además de la participación de los locales Marito Baracus, Alejandro Szykula y Lucas Castel. Las entradas rondaron los 1.500 pesos para los tres días sin contar los paquetes meet and greet con cada una de las figuras del evento.

Este año fue el turno de Mundo G, organizado por el productor, manager y cazatalentos Paul Ferreyra, en el que los protagonistas fueron gamers y streamers, sobre todo ligados a las plataformas Instagram y Snapchat junto con algunos miembros del programa Combate, emitido por Canal 9. Se destacó la presencia internacional de la dominicana Killadamente, con más de 1.5 millones de seguidores, y el estadounidense Dustin Luke.

El stand up también es una veta importante para otras grandes estrellas del mundo digital. Además de haber lanzado su libro, Magalí Tajes presentó junto a Uke Geraci el show Rayuela y Belu Lucius es parte del elenco de El Canasto, una adaptación de la comedia francesa de Clement Michel dirigida por el actor Nicolás Vázquez. La estrella de la web comparte escenario con su hermana Emily Lucius y un elenco de jóvenes actores que también causan furor en las redes y superan el millón de seguidores: Stéfano De Gregorio, Santiago Vázquez, Santi Maratea, Bautista Lena y Paloma Gonzalez Heredia.

Una foto publicada por Belu Lucius (@belulucius) el


Otros streamers también saltaron de la pantalla a los escenarios: Cyrulnik presentó Joven en el Paseo La Plaza y además es parte de la nueva propuesta del canal Comedy Central en la nueva temporada de stand up. El humorista Grego Rossello tiene más de 800 mil seguidores en Instagram. El éxito de sus videos lo llevó a ser parte del programa ESPN Redes y llenó el Gran Rex con la presentación de su unipersonal No entiendo nada. La difusión en redes sociales se convirtió en la principal herramienta para que los streamers den un paso más allá de lo digital.

Los nuevos premios

holasoygerman
El chileno Germán Garmendia, conocido como Hola Soy Germán, en los Millennial Awards

Desde 2008, los Teen Choice Awards incluyen categorías que premian a las estrellas de internet según la plataforma más popular del momento. En su primera entrega estuvo la categoría al Mejor MySpace, entregado al actor y skater Ryan Sheckler. Un año más tarde, el éxito de Twitter obligó a la cadena FOX a cambiar por Mejor Tweet en 2009, galardón que se llevó la conductora Ellen DeGeneres. Un año después, se empezó a entregar el premio a Estrella Web para condecorar al youtuber más influyente del momento. El estadounidense Cameron Dallas fue el último ganador de la tabla de surf.

Desde 2013 la cadena MTV Latinoamérica creó los premios Millennial Awards. Además de premiar música y películas, estos galardones incluyen categorías a lo mejor del mundo digital como Celebridad sin filtro en Instagram, Master Gamer (premio al mejor gamer tutorial de youtube), Viral del año (premio a la tendencia más replicada) y Celebrity Challenge (premio al mejor reto web).

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos