5 libros para leer después de Las chicas

emma-cline-3
Por Lucía Matusevich

Las chicas, el debut literario de Emma Cline, no sólo promete, sino que cumple. Lena Dunham, la creadora de Girls y representante de los millennials, y Richard Ford, el gran novelista americano, hablaron maravillas de este libro: avalado por todos los frentes.

La novela publicada por Anagrama está situada en 1969 y tiene por protagonista a Evie, una adolescente de 14 años, insegura, cansada de su madre y en busca de algo nuevo que la saque de la cotidianeidad de su pueblo natal. De casualidad, Evie conoce a unas chicas en la plaza. Estas mujeres intrigantes resultan ser parte de una comunidad que tiene por líder a Russell, un músico wanna be.

Esta secta a la que Evie se ve atraída tiene mucho que ver con la de Charles Manson en la vida real y el personaje de Russell está basado en el legendario asesino. Pero Cline usa estos hechos reales trasladados a ficción apenas como excusa para poner en el centro la relación de amistad entre mujeres y el sentimiento de pertenencia a un grupo (de hecho, Rusell resulta muy secundario en la trama principal).

Las chicas no es el primer libro en tratar temáticas como la incomodidad adolescente, el sentirse parte de algo más grande y las relaciones femeninas. Estos cinco libros pueden interesar si la primera novela de Cline gustó.

El secreto, Donna Tartt (1992)

el-secreto

Donna Tartt es conocida por la muy aclamada El jilguero (2013), novela ganadora del Premio Pulitzer a mejor obra de ficción. Pero su debut literario, El secreto, ya mostraba el potencial de la autora. Un libro lleno de misterio, que pone en primer plano la compleja amistad entre seis estudiantes fanáticos de la cultura griega clásica.

Richard abandona su aburrido y poco excitante pueblo natal en California para ir a estudiar a una universidad en Vermont. Un profesor, Julian Morrow, da clases de griego clásico a un selecto grupo de estudiantes y Richard está entre ellos. Sus cinco compañeros tienen varias peculiaridades y personalidades muy formadas, pero para Richard representan una vía de escape de su antigua vida. Los seis se ven envueltos en una situación que supera sus capacidades que Tartt presenta al principio y desarrolla a lo largo del libro.

Planeta champú, Douglas Coupland (1992)

planeta-champu

En su segunda novela, el escritor que le dio entidad al término “Generación X” vuelve para contar la historia de lo que podría llamarse la “Generación Y”, los “global teens”, aquellos adolescentes que no tienen vergüenza de estar involucrados con la globalización.

Tyler vuelve de su viaje a Europa para reencontrarse con su madre, una ex hippie, con la que se ve enfrentado de forma constante por no tener repudio por las corbatas y los productos corporativos como el shampoo: él es el hijo de una generación que falló. Una novela que habla sobre el aburrimiento de la vida cotidiana y el querer ser algo más que los padres.

Hospital de ranas, Lorrie Moore (1994)

Hospital de ranas

Berie está casada con Daniel y las cosas no están bien. Para comprender su presente, la protagonista y narradora de la historia rememora su pasado en un pequeño pueblo al norte de Nueva York. Sils, “la linda”, era la mejor amiga de Berie, “la fea”, y juntas dan sus primeros pasos en el mundo adulto. La envidia/amistad femenina adolescente es el centro de esta pequeña novela, de lectura ágil, escrita por la muy reconocida Lorrie Moore. La ironía y el humor clásico de la autora, sumado a su preciosa comprensión de las mujeres, se respiran durante todo el libro.

 

Cómo ser mujer, Caitlin Moran (2011)

moranUn libro de no ficción que trata sobre las memorias de Moran. El relato abarca la adolescencia de la autora, hasta sus 30 años. Con humor, Moran cuenta cómo es crecer si una es mujer en un mundo machista. Su idea es que cada lectora pueda relacionarse con sus luchas personales para dejar en claro que ser feminista no es lo mismo que odiar a los hombres.

 

 

 

La trama nupcial, Jeffrey Eugenides (2013)

la-trama-nupcial

Puede que la opción obvia para esta lista sea Las vírgenes suicidas, la más que famosa novela de Eugenides llevada al cine por Sofia Coppola. Pero La trama nupcial, si bien no tiene a un grupo femenino por protagonista, tiene a Madeleine, una romántica incansable, cuya biblia es Fragmentos de un discurso amoroso de Barthes, y está atrapada en un triángulo amoroso. Leonard es solitario y estudia ciencias; Mitchell quiere ser teólogo y las dudas siempre lo rodean. Durante la universidad, Madeleine baila entre ambos hombres, pero cuando los estudios terminan, los tres tendrán que afrontar el final de la juventud y tratar de comprender qué es el amor.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos