4 películas para entender la serie Luke Cage

Por Franco Rosso Lobo

Netflix estrenó la tercera de cinco series dedicadas a los héroes callejeros de Marvel. Esta vez, el turno le llegó a Luke Cage, un superhéroe negro, superfuerte y de piel impenetrable que vive en Harlem. En 1972, el cine de blaxploitation (movimiento donde la vida de la comunidad afroamericana tomó protagonismo) era un boom. Como respuesta a esa moda, el escritor Archie Goodwin y el dibujante John Romita crearon a Power Man (o Luke Cage, como se lo conocería más adelante). A partir de ahí, la moral, el estilo y el comentario social de Cage pueden rastrearse en 4 películas determinantes para la historia del blaxploitation.

La moral: Shaft (1971, Gordon Parks)

Richard Roundtree encarnó a Shaft

Las elecciones del showrunner Cheo Hodari Coker no son para nada ingenuas. Por eso en Luke Cage se nombra tanto a Shaft, el epítome del blaxploitation, como a Super Fly (1972) y Coffy (1973). John Shaft (Richard Roundtree) es un detective privado justo, pero jodido; infiel, pero amoroso con su esposa, aunque su principal preocupación sean las calles de Harlem: Luke Cage es igual de íntegro, complicado y contradictorio. Lucha por mantenerse en las sombras, pero es el amor por su ciudad lo que hace que dé un paso al frente y le muestre sus poderes al mundo.

El comentario social: Sweet Sweetback’s Baadasssss Song (1971, Melvin Van Peebles)

La película está dedicada “a todos los hermanos y hermanas que se hartaron del Hombre Blanco”

Si hay una película que recorre todo el ADN de Luke Cage, es Sweet Sweetback’s, una gran alegoría a la brutalidad policíaca y carta de amor a la comunidad negra, dedicada a «los hermanos y hermanas que se hartaron del Hombre Blanco». Sweetback es un gigoló que escapa por haber salvado a un Pantera Negra de unos policías racistas. Luke Cage se enfrenta a una serie de incriminaciones que más de una vez lo llevan a pararse de manos frente a las fuerzas del orden y salir ileso porque las balas le rebotan en la piel. Fuera de eso, el Orgullo Negro, los ghettos y los lugares de pertenencia están, pero adaptados a un Estados Unidos donde la violencia policial y el Black Lives Matter son un tema de todos los días.

Las mujeres: Coffy (1973, Jack Hill)

Pam Grier también interpretó a Sheba Shane, Friday Foster y Foxy Brown, todas heroínas del blaxploitation

En Luke Cage hay tres mujeres importantes: la detective Misty Knight, la enfermera Claire Temple y la política corrupta Mariah Dillard. A su manera, todas tienen algo de Coffy, una enfermera negra convertida en justiciera e interpretada por Pam Grier, ya sea porque comparten la profesión, la perseverancia o una despiadada forma de ser. Sin ellas, Luke Cage no tendría a nadie que lo haga reflexionar (o enojar). Y esa importancia se nota en lo buenas consejeras que son Knight y Temple, como en lo gran antagonista que es Dillard.

El estilo: Truck Turner (1974, Jonathan Kaplan)

Isaac Hayes como Truck

Basta con ver una foto de Truck (Isaac Hayes), el personaje que encarnó el músico Isaac Hayes para darse cuenta de que Luke Cage tiene mucho de ese estilo. El héroe de Marvel, sin embargo, cambia el tapado setentoso por el cangurito con capucha y, como Truck el cazarrecompensas, siempre está al borde de parecer un maleante. Por otro lado, la historia de Truck Turner es similar a la de Cottonmouth y su prima Mariah Dillard.

Otras películas que influenciaron a Luke Cage: Black Caesar (1973); Bucktown (1975); The education of Sonny Carson (1974)

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados

 

Una revista de TEA Arte

Seguinos

 

 

TEA Arte - Periodismo de Arte, Cultura y Espectáculos

Seguinos